El 19 de noviembre, España se enfrentará a Rusia en el Grupo B de las Davis Cup by Rakuten Madrid Finals

Es el campeón del Masters 1000 de Cincinnati, el subcampeón de la Rogers Cup y el finalista del US Open. Y en unos meses, el ruso Daniil Medvedev espera llevar a su país a la gloria en las Davis Cup by Rakuten Madrid Finals.

Más que eso, puede haber una revancha de Flushing Meadows dentro de un par de meses, cuando es probable que se enfrente a Rafael Nadal el martes 19 de noviembre en un enfrentamiento de individuales del Grupo B, ya que ambos hombres lucharán para que sus equipos lleguen a cuartos de final. Sin embargo, Medvedev espera revertir el resultado de Nueva York, cuando perdió por poco en un duelo de cinco sets lleno de suspense ante el español.

Aunque el jugador de 23 años está acostumbrado a los nervios de los grandes partidos, espera sentirse un poco inquieto antes de entrar en la Caja Mágica.

“Te pones nervioso porque no solo juegas para tí mismo sino que juegas para tu equipo y tu país, por lo que es algo diferente, lo que lo hace especial”, dice.

Rusia se clasificó para las Finals después de vencer a Suiza 3-1 en Biel, gracias a un punto de Medvedev y dos de Karen Khachanov, y tendrán que trabajar duro en noviembre, al haber quedado encuadrados en un grupo muy difícil, junto al anfitrión, España, y el actual campeón,  Croacia. Sin embargo, espera que haya algunos seguidores animándolos.

“Nuestros aficionados no serán los más ruidosos contra la multitud local, pero esperamos que algunos vengan a apoyarnos”, sonríe.

 Medvedev hizo su debut en la Davis cup en 2017 y se encontró con un rival enormemente reconocido.

 “La primera vez que jugué fue contra Novak Djokovic y es divertido porque estábamos entrenando como una semana antes y él me invitó a ir con él en su jet privado. ¡Acepté la invitación!”, se ríe. “Gané el primer set. Recuerdo que después tuve calambres pero, de todos modos, es un gran recuerdo”.

Confirmado ya como una estrella, Medvedev será un contrincante difícil para cualquiera que se enfrente a él en Madrid y sabe que todo el país estará detrás de él y del resto del equipo, tanto dentro como fuera de la pista, con la esperanza de lograr una victoria gloriosa.

“Todos estarían muy felices”, dice. “Es por eso que la Davis Cup es especial, porque hay muchas cosas que no son iguales en los torneos individuales: todos los que están allí, cualquier médico, fisio, cualquiera de la federación, el secretario… todos son parte del equipo, así que cada uno de ellos será realmente feliz y los aficionados de nuestro país estarán orgullosos”.

#DavisCupMadridFinals

Entradas ya a la venta! Más info aquí