Carlos Alcaraz reflexiona sobre lo que esta competición significa para él y los momentos que le han hecho llegar hasta aquí.

Arranca una nueva era para el equipo español de Copa Davis esta semana. La era Alcaraz.

Aunque Rafael Nadal todavía tiene mucho que decir en esta competición, su ausencia desplazará la atención del público de Madrid hacia el joven de 18 años Carlos Alcaraz, que vivirá su debut en la competición. Sin embargo, a pesar de la gran presión que recae sobre sus hombros, Alcaraz lo toma con mucha ilusión.

"Para mí es un sueño hecho realidad," dijo durante la rueda de prensa previa al torneo de este miércoles. "Esta competición la he visto desde que era niño. Recuerdo cuando fui a ver a David Ferrer contra [Philipp] Kohlschreiber en Valencia. Fue realmente increíble y recuerdo como pensé que quizá un día yo estaría en esa posición. Siempre quise representar a España en la Copa Davis."

Y si Alcaraz está ilusionado con jugar por España, entonces España también está ilusionada con ver a Alcaraz. Hay una sensación palpable en el ambiente de que el joven jugador es un talento especial. Su humildad, su entusiasmo y su espíritu de superación, combinados con su demoledora derecha y sus grandes dotes físicas resultan en un jugador predestinado para el estrellato.

Carlos Alcaraz (ESP)

Sus resultados en la recta final de la temporada -cuartos de final en el US Open, derrotando a Top 10 como Matteo Berrettini y Stafanos Tsitsipas, campeón de las Next Gen Finals- sólo han hecho por añadir más expectación en torno a él. Sin duda, todo lo ocurrido es mucho para que un chico tan joven lo procese, pero él está contento con cómo está manejando la transición.

“Durante todo el año he estado haciendo las cosas bien, los resultados han acompañado. Pero si no hubiesen acompañado, también me hubiese sentido satisfecho por el trabajo que he hecho. Me estoy ganando el respeto dentro de la pista, poco a poco me voy dando a conocer en el circuito y también fuera."

"Al final uno se acostumbra a que la gente te vaya conociendo. Ha sido todo muy deprisa, ha sido todo en prácticamente menos de un año. Pero esto no me quita la ilusión de seguir mejorando, de seguir creciendo como jugador y como persona. Yo tengo claro el camino que tengo que coger para cumplir mi sueño."

El debut de Carlos Alcaraz en Copa Davis también significa el regreso a Madrid. La capital de España es el lugar en el que Alcaraz celebró su cumpleaños y en donde vivió uno de los momentos más especiales de su carrera hasta la fecha.

“De todas las experiencias, de todos los partidos que he jugado durante el año, obviamente el partido de Rafa en mi 18 cumpleaños es el que más me ayudó”, dijo.

“Yo siempre digo que de las experiencias se aprende, hay que vivir los momentos, hay que jugar los partidos, fallar, caerse y, de todos esos momentos difíciles que has pasado, todos esos momentos malos, de los momentos que no has sabido cómo gestionarse uno mismo se aprende y yo he aprendido. He tenido la suerte de jugar muchos torneos importantes contra grandes jugadores en grandes estadios y de todos esos momentos he aprendido. Estoy trabajando con una psicóloga también que, la verdad, me ha estado ayudando muchísimo, yo creo sin ella tampoco podría estar aquí ahora mismo.” 

Hay que vivir los momentos, hay que jugar los partidos, fallar, caerse y, de todos esos momentos difíciles que has pasado, todos esos momentos malos, de los momentos que no has sabido cómo gestionar, se aprende.

Alcaraz es 22 años más joven que Feliciano López, un jugador cuya carrera arrancó a finales de los años 90 del siglo pasado. López ha visto a muchos jugadores despuntar, pero Alcaraz tiene algo especial para él.

"Es cierto que no he visto muchos jugadores como Carlos en el pasado", dijo López. "Para un chico de 18 años es realmente impresionante lo que ha conseguido hasta el momento. Es increíble lo que ha conseguido hasta el momento y el modo en el que juega, por supuesto. Su actitud también es muy inspiradora para nosotros, los jugadores y para la gente. Es uno de esos jugadores que quieres ver. Pero si tengo que decir algo sería probablemente que es muy raro ver a un chico de 18 años comportarse sobre la pista como lo hace él. Es muy inusual."

"No creo que tenga ningún consejo para él. Él es mucho mejor de lo que yo era a su edad, así que ¿qué le puedo decir? Le ha demostrado a todo el mundo que está preparado para el desafío. Va a tener el apoyo de todo el mundo."

España arrancará su defensa del título de Copa Davis contra Ecuador este sábado antes de la gran cita contra la Federación Rusa de Tenis del domingo que, probablemente, será la serie que decida a los ganadores del Grupo A.

Después de la confirmación de la baja de Roberto Bautista por una lesión abdominal, Albert Ramos se ha unido al equipo y Pablo Carreño ha sido ascendido a número uno, un posición que no le es familiar pero para la que se siente preparado.

Pase lo que pase, con Alcaraz en el equipo por primera vez, se avecinan momentos memorables.

#DavisCupFinals #byRakuten