Aunque Chile nunca ha ganado la Davis Cup estuvo cerca en 1976, cayendo en la final frente a Italia. De eso hace mucho y los chilenos han tenido que ganarse a pulso su lugar entre los 18 países que lucharán por el trofeo en Madrid en noviembre.

Descendidos en 2013 a la tercera división (Grupo II de la Zona América), dos de sus leyendas, Nicolás Massú y Marcelo Ríos, ex número uno mundial, acudieron al rescate del equipo nacional como capitán y asesor técnico, respectivamente. Dos años después, en 2015, ascendían al Grupo I en el que se mantuvieron hasta hoy.

 La oportunidad de disputar las Davis Cup Qualifiers en febrero pasado era única para recuperar su sitio en la élite mundial. Viajaron a Austria sin ser favoritos, pero la baja del número uno local, Dominic Thiem, les abrió las puertas a dar el golpe en Salzburgo. Y lo hicieron. Christian Garin ganó el punto decisivo y no es de extrañar que cayera sobre sus rodillas al sellar el billete a las Davis Cup by Rakuten Madrid Finals 2019 ya que su país sólo había ganado una de las últimas ocho eliminatorias que habían disputado.

En Salzburgo se oyó, y muy fuerte, a la fiel hinchada chilena, una de las más partidistas del mundo: hacen mucho ruido cuando apoyan a su equipo, especialmente cuando se enfrentan a otro país sudamericano. Saltarán chispas en Madrid cuando en la fase de grupos se midan al campeón de 2016 y tercer cabeza de serie, Argentina, con quien mantienen una rivalidad acérrima. Alemania, tricampeón de la Davis Cup, completa el Grupo C. 

 Les guiará, una vez más Massú, doble campeón olímpico en Atenas 2004 (individuales y dobles) y un fiel a la Davis Cup: disputó 56 partidos, con un balance de 32 victorias y 24 derrotas, y llegó a  disputar los cuartos de final en 2006 y 2010. 

#DavisCupMadridFinals

¡No te pierdas al equipo chileno en Madrid! Compra tus entradas aquí