Rafael Nadal derrotó a Denis Shapovalov 6-3, 7-6(7) para completar un triunfo por 2-0 frente a Canadá en la Final de las Davis Cup by Rakuten Madrid Finals. Es el sexto título de Davis Cup que consigue España. El primer punto lo consiguió Roberto Bautista-Agut con victoria sobre Felix Auger-Aliassime por 7-6(3), 6-3.

Rafael Nadal fue de nuevo el héroe consiguiendo el punto definitivo de la victoria que le da a España su sexto título de Davis Cup. El número uno del mundo derrotó a Denis Shapovalov 6-3,  7-6(7)  en 1 hora y 55 minutos para completar un récord perfecto de victorias tanto en singles como en dobles en estas Davis Cup by Rakuten Madrid Finals.

"Ha sido una semana increíble", valoró Nadal. "Han pasado muchísimas cosas, ha sido todo muy complicado, muy emocionante. Falleció el padre de Roberto (Bautista-Agut) hace dos días. Imáginate lo que esto significa, que Roberto haya vuelto hoy y que haya ganado es algo increíble, yo diría que casi inhumano. Es un ejemplo de por vida para todos nosotros."

“La verdad es que cuando tienes este tipo de momentos es difícil describirlos con palabras”, declaró un emocionado Sergi Bruguera, capitán del equipo español. “Tantos sentimientos, tantas emociones que nunca has sentido. Es muy difícil de explicar.”

España ha conquistado hoy su sexto título de Copa Davis después de los de 2000, 2004, 2008, 2009 y 2011.

Imáginate lo que esto significa, que Roberto haya vuelto hoy y que haya ganado es algo increíble, yo diría que casi inhumano. Es un ejemplo de por vida para todos nosotros." -Rafael Nadal

Nadal saltó a la pista con la misión de conseguir el punto definitivo del triunfo en la Final de las Davis Cup Madrid Finals en un duelo de zurdos. El número uno del mundo tenía enfrente a uno de los pocos jugadores con los que no tenía un balance positivo en su frente a frente particular. Denis Shapovalov había conseguido derrotar a Nadal en una ocasión previa, en el Canadian Open de 2017 sobre pista dura mientras que el balear había derrotado al canadiense sobre la arcilla de Roma en 2018. Desde entonces, no se habían vuelto a encontrar sobre la pista. Con la victoria de hoy Nadal ya domina el frente a frente 2-1.

Nadal arrancó el partido con el mismo nivel de juego que ha venido exhibiendo en toda esta semana de las Davis Cup Madrid Finals con juego muy sólido desde el fondo de la pista y un servicio impecable. Shapovalov resistió la presión de su rival en sus dos primeros juegos al servicio en los que salvó sendas pelotas de quiebre del español. Pero Nadal no aflojaba y en el tercer juego al servicio del canadiense subió la intensidad para quebrar.  La ventaja ya resultó insalvable para Shapovalov que no tuvo recursos para inquietar a un Nadal que rozó la perfección cometiendo tan solo dos errores no forzados. España se ponía a un set del título.

@DavisCupFinals

En el segundo set Shapovalov, demostró una gran madurez a sus 20 años y resistió la presión de Nadal salvando dos pelotas de quiebre en su primer juego al servicio. Luego, el canadiense, número 15 del mundo, subió el nivel de su juego para poner por primera vez bajo presión el servicio del número uno del mundo. Shapovalov dispuso de su primer punto de quiebre que, sin embargo, no logró aprovechar. Un nuevo punto de quiebre, esta vez para Nadal, tampoco alteró el curso de un set que se decidiría en el tie break.

La muerte súbita arrancó con un 2-0 para Shapovalov con puntos que tuvieron que ser confirmados por el ojo de halcón. Nadal reaccionó y, gracias a dos buenos servicio y a un error no forzado de Shapovalov con su derecha, empató el tanteo 2-2. El canadiense volvió a adelantarse 3-2 pero a partir de ahí, Nadal ya no falló con su saque y, gracias a un nuevo minibreak, consiguió ponerse con dos pelotas que valían un Campeonato del Mundo. Un enorme Shapovalov se creció y salvó las dos, primero con un passing en carrera magistral y luego con un sólido juego al servicio. El canadiense luchó y consiguió un punto de set que Nadal salvó con una derecha demoledora que luego repitió para conseguir su tercer punto de partido. Y llegó el desenlace: Shapovalóv estrelló su forehand en la red para hacer estallar de júbilo a toda la afición española que llenaba la Caja Mágica.

@DavisCupFinals

Roberto Bautista-Agut abrió el camino del título

Roberto Bautista-Agut derrotó a Felix Auger-Aliassime 7-6(3), 6-3 para poner a España por delante en el marcador de la Final de las Davis Cup by Rakuten Madrid Finals. El número dos español vivió un partido especialmente emotivo ya que esta misma semana sufrió el fallecimiento de su padre.

El español hizo valer su solidez y su sangre fría en los momentos decisivos para imponerse a un Auger-Aliassime muy impreciso con su derecha que acumuló 40 errores no forzados.

“Primero de todo, lo que he vivido hoy en pista no lo cambio por nada”, declaró un emocionado Bautista-Agut. “Todo lo que he sentido en la pista hoy. Todo el apoyo vuestro, la verdad es que es increíble. Lo único que se puede hacer aquí como jugador es salir a la pista a darlo todo y salir a pelear en la pista. Hoy he podido salir a jugar gracias a todo el empeño y todo el esfuerzo del equipo durante toda la semana. Especialmente a Rafa, la verdad es que este chico es de otro planeta, está jugando individual y doble cada día y sale a la pista con más ganas de ganar que nadie y de querer hacerlo bien delante de su público. Esto no se ha acabado, hay que seguir empujando, hay que seguir animando que ahora viene Rafa.”

#DavisCupMadridFinals