El trabajo aún no ha terminado, pero los capitanes de los dos equipos que se enfrentarán el domingo en la final de la Davis Cup by Rakuten utilizaron exactamente la misma palabra para expresar su emoción tras unas reñidas semifinales en Málaga... orgullo.

Para Australia, que busca sumar su 29º título de Davis Cup y el primero desde 2003, el capitán Lleyton Hewitt se mostró muy admirado por un equipo que, sin duda, ha dado un golpe de autoridad en la competición de este año.

"No podría estar más orgulloso de estos chicos y del corazón, la pasión y el orgullo con el que juegan", dijo Hewitt después de que Australia ganara un reñido partido de dobles para derrotar a Croacia por 2-1 en la primera semifinal del viernes.

"Es un orgullo. Todo el equipo, el personal de apoyo, los compañeros de entrenamiento, Kubes [Jason Kubler], que es el sexto chico del equipo... estos chicos hacen muchos sacrificios para venir aquí, y lo han hecho todo el año por mí, por mí y por el cuerpo técnico, y hacen absolutamente todo lo que les pedimos y se merecen obtener resultados así", resaltó Lleyton.

"Es bonito cuando todo sale bien y todo el trabajo duro da sus frutos. Se merecen jugar un gran partido el domingo", prosiguió.

No podría estar más orgulloso de estos chicos y del corazón, la pasión y el orgullo con el que juegan (Lleyton Hewitt)

Canadá, por su parte, busca hacer historia y ganar un primer título de Davis Cup, superando lo hecho en 2019, cuando quedó subcampeón ante España en el que fue su debut en una final.

El equipo de Frank Dancevic, que sobre el papel debe ser el favorito con dos jugadores individuales clasificados entre los 20 mejores del mundo, ha tenido que trabajar duro para conseguir sus dos victorias - contra Alemania e Italia - en la Final 8 en Málaga.

Pero su capitán cree que están donde se merecen.

"Estoy muy orgulloso de este equipo y de los chicos, de lo que han conseguido", dijo Dancevic después de que Canadá luchara para derrotar a Italia en el decisivo partido de dobles.

"Vamos a celebrarlo un poco esta noche, seguro, pero tenemos otro partido mañana. Ese es el objetivo final. Ganar el trofeo. Y eso es lo que nos proponemos hacer".

Frank Dancevic

Se ha hablado mucho del hecho de que el dinámico dúo de Canadá, Denis Shapovalov y Felix Auger-Aliassime, ganó el título de la Davis Cup junior en 2015, pero si se echa un vistazo a los otros competidores que se presentaron ese mismo año, se encontrará nada menos que al australiano Alex de Minaur.

Los australianos cayeron ante la eventual subcampeona, Alemania, en la fase de grupos del evento junior, pero De Minaur estaba tan apasionado por representar a su país entonces como lo está ahora, y es su enfrentamiento contra el en forma número 1 canadiense Auger-Aliassime el que podría decantar la final.

Vamos a celebrarlo un poco esta noche (sábado), seguro, pero aún nos espera otro partido. Ese es el objetivo final. Ganar la copa (Frank Dancevic)

Shapovalov aún no ha podido estrenar su casillero de victorias individuales en la Final 8 de este año, cayendo el jueves ante el número 152 del mundo, Jan-Lennard Struff, y el sábado en un electrizante encuentro fente a Lorenzo Sonego.

Pero, sin ninguna duda,el zurdo canadiense recordará que su equipo se impuso a Australia en los cuartos de final de la Davis Cup hace apenas tres años.

Shapovalov perdió aquel día en individuales ante De Minaur, pero volvió a la pista junto a Vasek Pospisil en dobles para completar la victoria.

Con dos naciones que juegan con tanta pasión por el premio máximo del tenis masculino por equipos, es seguro que los capitanes y el cuerpo técnico, los amigos y la familia y todos sus seguidores estarán orgullosos una vez más, sea cual sea el resultado.

#DavisCup
#byRakuten