Cuando Croacia se enfrente a la Federación Rusa de Tenis en la final del domingo, ambos equipos aspirarán a ganar la Davis Cup por tercera vez.

Promete ser una batalla fascinante y se puede hacer una defensa férrea de ambos equipos. Croacia eliminó en semifinales a un equipo serbio en el que estaba el número 1 del mundo, Novak Djokovic. La selección rusa venció a la defensora del título, España, en la fase de grupos y se impuso a Suecia y Alemania en la fase de eliminación.

Los croatas cuentan con los jugadores de dobles más fuertes, con los números uno del mundo, Nikola Mektic y Mate Pavic, que no han cedido un set en ninguno de sus cuatro partidos. Los rusos tienen la formación de individuales más formidable, con el número 5 del mundo, Andrey Rublev, y el número 2 del mundo, Daniil Medvedev, que han ganado siete de sus ocho partidos en este torneo. Ambos equipos están invictos. Ambos equipos tienen pedigrí en este evento. Y ambos están desesperados por ganar.  

En resumen, alguien tendrá que ceder. 

Para Croacia, el equipo más exitoso de la Davis cup en los últimos tiempos, se trata de una tercera final en cinco años, tras su derrota en 2016 ante Argentina y su victoria en 2018 ante Francia. Habiendo experimentado tanto el viejo como el nuevo formato, Marin Cilic dice que hay algunos desafíos diferentes, pero que las sensaciones siguen siendo las mismas. 

"El equipo hizo un trabajo increíble al llegar a la final, la tercera en cinco años es algo excepcional y no sucede muy a menudo incluso en estos últimos 20 años de la Davis Cup. Y contra el equipo ruso, probablemente el más fuerte que hay en la actualidad. Enfrentarse a ellos es realmente una tarea difícil. Pero aún así una final es una final. Tenemos nuestros propios puntos fuertes.  Estamos disfrutando de estar aquí. Vamos a tener una gran alegría por volver a jugar la final.

"Ha sido un torneo largo. Llegamos a Turín hace dos semanas, preparándonos, jugando partidos. Tuvimos un calendario un poco complicado jugando el jueves y luego el domingo. También hubo que adaptarse a eso, adaptarse a este nuevo formato. Cada partido cuenta mucho, así que tienes que estar al máximo de tu capacidad. Todos hicimos todo lo que pudimos para llegar a la final". 

Foto: Davis Cup Finals

Marin Cilic (CRO)

Al igual que en su semifinal contra Serbia, la clave para los croatas será encontrar la manera de ganar uno de los dos individuales y llevar la eliminatoria a un dobles decisivo. 

Por improbable que parezca, esa responsabilidad recaerá probablemente en los hombros del número 279 del mundo, Borna Gojo. Mientras que Cilic sólo ha ganado uno de sus cuatro partidos y tendrá que poner todo lo que tenga contra Medvedev, Gojo se ha erigido en la gran sorpresa de estas Davis Cup Finals 2021, ganando sus tres partidos individuales: contra el número 61 del mundo, el australiano Alexei Popyrin; el número 27, el italiano Lorenzo Sonego y el número 33, el serbio Dusan Lajovic. 

Toda la final podría depender de si es capaz de mantener el ritmo contra Rublev. Se han enfrentado una vez antes, en las Davis Cup Finals 2019, cuando Rublev ganó por 6-3 y 6-3 en la victoria de la RTF sobre Croacia (3-0) en la Fase de Grupos. Pero este es un Gojo diferente. 

 "No recuerdo muchas cosas de nuestro partido", dice Rublev. "Está ganando partidos muy buenos esta semana. Aquí la clasificación no importa. Aunque el jugador sea el 200 y pico, o el 30, todos pueden mostrar su mejor nivel aquí y pueden ganar a grandes jugadores. Esto es normal. Así que ya veremos. Llega con confianza, está jugando a un gran nivel. Ha hecho tres grandes partidos".

Foto: Davis Cup Finals

Andrey Rublev (RTF)

Después de una etapa bastante estéril en este evento -entre 2011 y 2018 no llegaron ni una sola vez a los cuartos de final e incluso descendieron al Grupo I de Europa/África en un momento dado-, la Federación Rusa de Tenis ha emergido como una verdadera fuerza de la Davis Cup, con cuatro jugadores individuales clasificados entre los 30 primeros. Karen Khachanov, cuya única aparición en lo que va de torneo se produjo en el partido de dobles sin incidencia contra Alemania, habría sido el número 1 del ranking en 12 de los 18 equipos que han competido en estas Finals. 

Además, si RTF gana el título, por primera vez desde 2006, logrará el pleno de competiciones nacionales en el último mes, después de que las rusas ganaran las Billie Jean King Cup Finals en Praga. La última nación que hizo doblete fue la República Checa en 2012.

La victoria de RTF también coronaría una semana especial para Shamil Tarpischev, el capitán más veterano de la Davis Cup, que se sentó por primera vez en el banquillo en 1974 y que vivió su 100ª eliminatoria dirigiendo al equipo en las semifinales contra Alemania, tras lo cual recibió una tarta en la pista. Sin embargo, las verdaderas celebraciones se reservan para el domingo.

#DavisCupFinals #byRakuten