Sentado al lado del italiano Filippo Volandri y el colombiano Alejandro Falla antes de que comience la acción en Turín, el capitán estadounidense Mardy Fish admitió que hay un punto de nostalgia en el ambiente.

"Alejandro es una de las personas más agradables de las que me he cruzado en el circuito," dijo Fish, que con dos años en el cargo es el capitán más experimentado del Grupo E. "Siempre tiene una sonrisa en la cara."

"Hemos jugado un montón de partidos -recuerdo uno en Colombia en el que lo derroté en su ciudad natal," añadió con una mirada burlona hacia Falla. "A Filippo también - Lo recuerdo como junior. Era increíble, hasta el punto de que no te lo querías cruzar en una pista de tierra."

De los tres capitanes, el debutante Volandri es el menos experimentado en el puesto, pero a su favor tendrá al público local a su favor en el Pala Alpitour de Turín y a una escuadra repleta de talento de nivel mundial con Jannik Sinner al frente.

"Está creciendo muy rápido," dijo Volandri. "Tiene 20 años, y como muchos chicos de su edad, es muy emocional, pero lo gestiona bien. Es un tipo muy especial, no le importa la victoria, le importa mejorarse a sí mismo. Creo que esta es una buena etapa para crecer y subir su nivel."

Preguntado sobre cómo va a afrontar su rol como capitán, Volandri dijo. "Quiero transmitirles que el objetivo es pasar la fase de grupos. Somos todos jóvenes, yo como capitán y también los jugadores. Este es un equipo nuevo y joven. Jugar en casa va a hacer las cosas distintas, creo que tener al público de nuestra parte nos va a ayudar."

Es un privilegio estar aqui por segunda vez consecutiva. Esto es muy grande para nosotros y también para la federación colombiana - van a recibir un buen dinero para ayudar a hacer crecer el tenis.

Para Fish, el mejor consejo que ha recibido sobre la capitanía es el de centrarse menos en el juego de sus pupilos y más en las situaciones en las que se encuentran -algo que aprendió de su predecesor Jim Courier.

"Fue estupendo para mí darme cuenta de que no había un escenario en el que me pudiese encontrar en la pista por el que él no hubiese pasado como jugador," explicó Fish. "Había pasado por eso ya y entendía perfectamente cómo me encontraba en cada momento."

Eso es más útil, dijo, que caer en la trampa del exceso de coaching. "No estoy con ellos todas las semanas. No soy su entrenador personal, así que no voy a tratar de cambiar su estilo de juego. Me inclino por tratar de hacer que todos estén del mejor humor posible, pasándoselo bien y felices."

Para Falla, recordó como sus compañeros le ayudaron a abrazar la presión de represenar a su país, un sentimiento que ahora quiere transmitir a Nicolás Mejía y Cristian Rodríguez que se unen a Daniel Elahi Galán y al renombrado dúo formado por Juan Sebastián Cabal y Robert Farah.

"Es un privilegio estar aqui por segunda vez consecutiva," valoró Falla. "No es fácil estar aquí, enfrentándonos a los mejores del mundo. Es un honor y los jugadores están muy emocionados. Esto es muy grande para nosotros y también para la federación colombiana - van a recibir un buen dinero para ayudar a hacer crecer el tenis.

Cada partido, cada juego, cada set es muy importante. Todo cuenta -puede que todo se decida por un par de juegos.

"Esta claro que no partimos como favoritos," añadió. "Pero Dani Galán puede jugar a muy alto nivel. Ya ha jugado contra algunos de los italianos y americanos -perdió ante Opelka en un partido muy duro en Washington este año. Y ama la Davis Cup. Vamos a apoyarnos en él y esperemos que pueda jugar a su mejor nivel."

#DavisCupFinals #byRakuten