Rafael Nadal y Feliciano López consiguieron el punto definitivo de la victoria por 2-1 de España ante Gran Bretaña en las semifinales de las Davis Cup by Rakuten Madrid Finals al derrotar a la dupla formada por Jamie Murray y Neal Skupski por 7-6(3), 7-6(8) en 2 horas y 17 minutos.

Rafael Nadal volvió de nuevo a saltar a la pista después de vencer en su partido de individuales. El número uno del mundo saltó esta vez al lado de Feliciano López en lugar de su pareja de ayer Marcel Granollers. Enfrente tenían a una dupla muy experimentada que no había concedido ni un solo set en sus partidos previos en la competición. Los españoles hicieron vibrar a la Caja Mágica un partido épico que se anotaron por 7-6(3), 7-6(8).

“Esta competición es dramática y con este nuevo formato todavía más”, valoró el español. “Estuvo muy parejo, no pudimos hacer ni un break en todo el partido, creo que jugamos un gran partido. Feli sirvió muy bien y creo que en los momentos importante lo hizo muy bien. Estamos super, super felices, ha sido una noche inolvidable para todos nosotros. Sólo puedo decirle gracias a Feli y al resto del equipo porque sin ellos esto sería imposible y al público que siempre ha estado impresionante.”

“Hubo mucho drama sobre la pista”, reconoció López. “Creo que esta situación con 1-1 y el que gane va a la final de la Davis Cup aquí en Madrid, fue un momento muy especial para nosotros, una oportunidad única y estamos realmente felices de que, de alguna manera, conseguimos jugar bien todos esos puntos. Rafa golpeó un globo magnifico cuando íbamos abajo en el tie break. Hubo mucho drama, pero esto es lo que puedes esperar cuando juegas este tipo de partidos. Creo que tenemos una gran oportunidad de levantar el trofeo mañana, la Davis Cup aquí en casa.”

"Tengo 38 años, estoy jugando los últimos años de mi carrera. Nunca pensé que tendría la oportunidad de jugar otra final de Davis Cup, en Madrid, jugando con Rafa Nadal este punto decisivo. Estoy viviendo un sueño, esa es la verdad."

“Esta competición es dramática y con este nuevo formato todavía más”

En el arranque del dobles, los británicos salvaron su primera pelota de quiebre en contra gracias a un ace de Skupski para igualar en el tercer juego del partido. La siguiente oportunidad para el break fue para los británicos sobre el servicio de Nadal con 5-5, el balear consiguió neutralizarlo con un potente servicio que Skupski restó a la red. Ninguna de las duplas logró finalmente el ansiado quiebre y llegó el momento del tie break.

El tie-break arrancó con una volea ganadora de Nadal seguida de un passing en carrera que puso el 2-0. La magia del número uno del mundo comenzaba a brillar. Feli llevó la preocupación a la grada cuando se estrelló contra una valla publicitaria buscando devolver una pelota imposible. Pero López no sufrió ningún daño como demostró con una volea ganadora de revés para poner el 3-1. Los españoles subieron el nivel de manera muy notable en este tie break y pronto llegó el primer punto de set. Sirvió Murray y, después de un rápido intercambio de golpes en la red, Nadal logró el golpe ganador con un passing al que Skupski no pudo llegar.

El segundo set marchó por unos derroteros muy similares a los del primero, pero con los británicos ejerciendo más presión sobre el servicio de los españoles. Murray y Skupski dispusieron de una pelota de quiebre con 2-1 que López salvó con su volea y de una pelota de set con 6-5 que Nadal repelió con un excelente paralelo.

El set llegó de nuevo al tie break pero esta vez fueron los británicos los que arrancaron con dominio. Murray y Skupski dispusieron de dos pelotas para forzar el tercer set que no pudieron transformar. Primero por el error no forzado de Murray que estrelló su resto en la red y después, por un punto que merece una descripción detallada: Nadal rebañó una pelota que estaba a punto de dar el segundo bote para conectar un globo en la línea que logró devolver Murray para que de nuevo Nadal rematara con un smash. La Caja Mágica entró en un estado de delirio que, sin embargo, se vio aplacado cuando los británicos dispusieron de una pelota de set más con 7-6. De nuevo Nadal resolvió con un forehand cruzado que atravesó toda la pista. Y llegó el primer punto de partido para España que los británicos salvaron con un buen punto de saque y volea. Y llegó también el segundo punto de partido para España que, esta vez sí, valió el pase a la final. Feli conectó un potente primer saque que Murray estrelló en la red.

España completó una actuación calcada a la de todas sus series en las Davis Cup Madrid Finals, perdiendo el primer partido de singles, ganando el segundo de la mano de Nadal y rematando en el doble.

Feliciano López no pudo con Kyle Edmund

En el primer partido de las semifinales, Feliciano López, el segundo jugador más veterano del torneo a sus 38 años (tras el holandés Jean-Julien Rojer) saltó hoy a la pista en sustitución de Pablo Carreño Busta, baja de última hora por lesión. El español, que no disputaba un singles en Davis Cup desde 2016, no pudo superar a su rival, el británico Kyle Edmund, al que no se había enfrentado nunca, y cayó en dos sets 6-3, 7-6(3).

Nadal empató la serie con victoria ante Evans

En el segundo partido, Rafael Nadal derrotó a Daniel Evans por 6-4, 6-0, en 1 hora y 26 minutos de partido para empatar la serie 1-1 y darle a España la posibilidad de cerrar la serie en el dobles.

Evans salvó cuatro puntos de break en contra y cayó en el quinto con un drive del español por 6-4.

“Fue un set duro, jugó bien, cambiando el ritmo y siendo muy agresivo, entonces tuve un resto muy bueno para el 5-4 y empecé a jugar con más libertad en los golpes, menos presión, la pelota empezó a caer en los lugares adecuados”, analizó el campeón de Davis Cup que derrotó a Evans en el Master 1000 de Canadá este año.

Nadal, con un récord 27-1 en individuales en Davis Cup, pisó el acelerador para encadenar 8 juegos seguidos con un despliegue de su mejor arte en la cancha. 10 winners, 2 Aces y un 83% de acierto en el primer servicio le ayudaron a sellar el set con un contundente 6-0.

#DavisCupMadridFinals