En la primera eliminatoria del Grupo A en Bolonia, Suecia, capitaneada por Johan Hedsberg, logró una sorprendente victoria por 2-1 contra Argentina.

En el primer partido, el número 2 sueco, Elias Ymer, logró una inesperada ventaja al vencer a Sebastián Báez en 2 horas y 26 minutos. Las cosas no mejoraron para Argentina en el segundo partido y el menor de los hermanos Ymer, el número 98 del mundo, Mikael, derrotó al número 17 del ranking, Diego Schartzman, en sólo 96 minutos.

"Estoy muy contento porque no éramos favoritos en este grupo con equipos como Argentina, Croacia e Italia", dijo Elías tras el partido. "Esta victoria vale el doble".

Elias Ymer abrió la campaña de Suecia y su fuerte servicio y su derecha clínica le dieron una primera rotura de servicio en el tercer juego de su partido; el errático servicio de Báez también ayudó. El sueco mantuvo su ventaja para cerrar el primer set.

Esta victoria vale el doble

En el segundo set, el público argentino, sentado justo detrás del capitán Guillermo Coria, aumentó el volumen con el clásico cántico "jugamos en casa vayamos donde vayamos". Báez se recuperó y se llevó el set por 6-3 gracias a una notable mejora en su precisión.

En el decisivo tercer set, ambos jugadores empezaron perdiendo el servicio, pero Elias Ymer mostró rápidamente su ambición, poniéndose en una posición de mando con 4-1.

Cuando todo parecía perdido, Báez encontró su mejor tenis y logró igualar el marcador para forzar el tie break. Pero Ymer mantuvo la calma y consiguió una temprana ventaja de 3-0 que el argentino no pudo alcanzar.

Mikael Ymer (SWE)

Mikael Ymer

Para el segundo partido, Argentina puso su suerte en manos del experimentado Diego Schwartzman y el número 20 del ranking argentino salió a la cancha con el claro objetivo de frenar a Mikael Ymer e igualar el marcador. Pero las cosas se le torcieron desde el principio y el número 1 de Sudamérica no pudo encontrar oportunidades ante el sólido sueco.

Schwartzman no encontró la manera de contrarrestar el inspirado juego del menor de los Ymer y buscó repetidamente la respuesta de su capitán. Pero Coria no tuvo nada para levantar el ánimo de su jugador y el partido terminó con una clara victoria del número 1 de Suecia por 6-2 y 6-2.

El punto del honor argentino fue de la dupla Horacio Zeballos y Maximo González ante Elias Ymer y Andre Goransson por 3-6, 6-3 y 6-2.

A Argentina ya no le queda margen de error y tendrá que ganar los dos partidos que le quedan -el viernes, contra Italia y el sábado, contra Croacia- para conseguir una plaza en la Final 8 de Málaga el próximo mes de noviembre.

#DavisCupFinals
#byRakuten