El equipo italiano capitaneado por Filippo Volandri fue el gran ganador del Grupo A después de terminar invictos en la Fase de Grupos de las Davis Cup by Rakuten Finals en Bolonia.

Este domingo han derrotado a Suecia 2-1 con victorias de Matteo Berrettini y del doble formado por Simone Bolelli y Fabio Fognini. Mikael Ymer derrotó a Jannik Sinner en el segundo partido de individuales.

El más joven de los hermanos Ymer consiguió uno de los mejores triunfos de su carrera al derrotar al número 11 del mundo, Sinner 6-4, 3-6 y 6-3. No había ya nada en juego ya que Suecia necesitaba un 3-0 que la victoria en el primer partido de Berrettini sobre Elías Ymer, número 119, por 6-3 y 6-4 había hecho imposible. Aun así, es un gran triunfo para un jugador que esta semana ha demostrado un nivel muy por encima de su ranking (98).

En el encuentro de dobles, Simone Bolelli y Fabio Fognini quisieron poner un broche de oro a la semana y derrotaron a Andre Gorasson y Dragos Nicolae Madaras por 7-6(2) y 6-2 para mantener el récord de imbatibilidad de Italia esta semana.

Fabio Fognini

Los transalpinos han demostrado esta semana que son uno de los candidatos más fuertes a alzar el trofeo de Davis Cup el próximo noviembre en Málaga. El poderío de sus dos jugadores de individuales, ambos Top-15, solventó gran parte de los problemas que le podían generar sus rivales. El gran momento de Sinner y de Berretini fue fundamental para que Volandri depositase en ellos sus opciones de triunfo. La apuesta le salió perfecta.

Estoy contento no sólo por habernos clasificado para Málaga, sino también porque este grupo es realmente un equipo

El propio Berretini, quien fue despedido con una cerrada ovación tras su partido de hoy, afirmó que “me siento feliz no sólo por la clasificación para Málaga en los dos primeros partidos, sino porque este grupo es realmente un equipo. En el vestuario hoy estuvimos hablando y queremos más”.

Está claro que Italia, a pesar del aliento de sus ocho mil hinchas en cada presentación, no ganó sólo porque fue local. Ayudó, claro, pero tiene un equipo muy bueno. Que puede ganarle a cualquiera.