El número 2 del mundo Daniil Medvedev demostró que está a otro nivel en su victoria por 60, 62 ante Emilio Gómez para sellar la victoria de la Federación Rusa de Tenis sobre Ecuador

Este sábado llegó por fin el momento de ver a uno de los jugadores más esperados de estas Davis Cup Finals: el número dos del mundo Daniil Medvedev, que saltó a la pista para enfrentarse al ecuatoriano Emilio Gómez en el segundo partido del día.

El jugador de 25 años, que está en la forma de su vida después de llevarse el US Open hace tan solo dos meses, tuvo una actuación excepcional y necesitó tan solo 57 minutos para deshacerse de Gómez, que ayer estuvo muy cerca de dar la sorpresa ante Pablo Carreño.

Y el ruso estaba feliz no solo con su rendimiento de hoy sino también con haber debutado en las Davis Cup Finals.

“Estoy contento con mi nivel porque la Copa Davis es muchas veces una cuestión de sensaciones, los jugadores de ranking bajo jugando un tenis increíble”, dijo Medvedev. “Estaba preparado para ello. Quería mantenerlo bien controlado desde el primer al último punto. Estoy realmente feliz de darle un punto al equipo.”

“Había mucha gente. Eso es genial, porque estamos jugando en Madrid, Rusia contra Ecuador. Nunca sabes lo que esperar. Estoy contento de que tuviésemos un estadio lleno. Por supuesto, mañana va a estar lleno probablemente, pero la mayor parte apoyarán a España.”

Y añadió con una sonrisa: “Lo he vivido muchas veces recientemente, así que estoy preparado.”

Tantas ganas tenía Rusia de no fallar ante Ecuador que nominaron a su escuadra más potente. El número 5 mundial Andrey Rublev, que tuvo que emplearse a fondo para conseguir una victoria por 63, 46, 61 contra el ecuatoriano Roberto Quiroz en el primer partido de la serie, explicó que saben de la importancia de cada punto en este formato por su experiencia como subcampeones en 2019.

"Todo el mundo puede ganarle a todo el mundo," dijo Rublev. "Especialmente en la Copa Davis, que es un sentimiento completamente distinto al de tu propia carrera. Pudimos ver ayer cómo Carreño sufrió y tuvo que ganar 7-6 en el tercero. Creo que luego también el dobles fue 7-6 en el tercero."

"En este tipo de partidos, cuando juegas por tu país, cada jugador puede derrotar a cualquier jugador. Aquí necesitamos dar lo mejor de nosotros, no importa qué equipo juegue, especialmente aquí en el la fase de grupos donde cada partido y cada victoria es muy importante."

Hace dos años ganamos 3-0 una serie y luego perdimos 2-1 contra España, pero gracias a ese 3-0 conseguimos clasificarnos como segundo mejor equipo. Así que esa es la razón por la que vamos a jugar con nuestros mejores jugadores y nuestras mejores opciones."

Foto: Davis Cup Finals

Andrey Rublev

El encargado de abrir la serie para los rusos fue su número dos Andrey Rublev que puso el primer punto en el casillero de su equipo con una trabajada victoria por 6-3, 4-6, 6-1 ante el ecuatoriano Roberto Quiroz.

El equipo ruso tiene el privilegio de contar con cuatro jugadores dentro del ‘top 30’ mundial y, por esta razón, había expectación por conocer a los jugadores que el capitán Shamil Tarpischev nominaría para los partidos de hoy.

En una serie ante un equipo teóricamente asequible, algunos pensaban que echaría mano de Aslan Karatsev y Karen Khachanov para los singles. Sin embargo, quizá viendo las dificultades que atravesó ayer España para derrotar a los ecuatorianos, el veterano capitán optó por alinear a sus dos jugadores de mejor ranking, Rublev y el reciente campeón del US Open Daniil Medvedev.

La condición de aplastante favorito de Rublev por ranking, el ruso ocupa el puesto 5 y el ecuatoriano Quiroz el 291, planteaba el riesgo de un exceso de confianza. Pero el ruso salió tan enchufado como siempre y despachó el primer set con solvencia gracias a dos roturas de servicio en el tercer y noveno juego.

Pero si algo ha demostrado Ecuador en estas Davis Cup Finals es que nunca se dan por vencidos. El segundo set arrancó con un Quiroz más suelto y un Rublev al que le costaba más hacer daño al resto. La igualdad se mantuvo hasta que con 5-4, Quiroz logró el quiebre que devolvía la igualdad al marcador.

La frustración de Rublev era palpable. Se le había escapado un set que, con el actual formato de las Davis Cup Finals puede ser decisivo. Ese sentimiento, sin embargo, pareció ayudarle a recuperar su mejor versión rompiendo el servicio de su rival en dos ocasiones para llevarse el primer punto para la Federación Rusa de Tenis.

"Creo que hice un buen trabajo," dijo Quiroz. "Ayer me sentí igual, pero las cosas no se pusieron de mi lado. Hoy lo intenté y, (jugar así) ante un Top 5, es un buen parámetro para mí de cara a 2022. Espero que tener un buen 2022 y devolver a mi país a esta situación."

Los rusos completaron el 3-0 con una victoria en el dobles de Aslan Karatsev y Rublev por 64, 46, 64 ante Gonzalo Escobar y Diego Hidalgo.

#DavisCupFinals #byRakuten