Marcel Granollers (doblista nº 7 del mundo) y Pablo Carreño, que entró a última hora por Feliciano López (más especializado en los dobles), que sufrió unos mareos después de la victoria contra Quiroz, vencieron a Gonzalo Escobar (doblista nº 39) y Diego Hidalgo (nº 166 en el ranking de dobles) en tres sets; 64, 67 (5) y 76 (2) en un partido muy sufrido después de ese apretado segundo set en el que los ecuatorianos alargaron la cita hasta el tercer set gracias al tiebreak.

El primer set marchó de la manera esperada, con un 6-4 favorable a la pareja española. La sorpresa llegaría en el segundo set, donde los doblistas ecuatorianos empataron el partido después de un intenso desempate. Finalmente, en un nuevo tiebreak se decidiría el choque. En esta ocasión, acabó cayendo del lado español, que a pesar del sufrimiento firmó el pleno en la eliminatoria con las 3 victorias en los 3 enfrentamientos.

Al final, estaba comprensiblemente agotado. "No esperaba nada como esto, obviamente estoy muy, muy cansado", dijo después. "Pero creo que fue muy, muy importante para nosotros ganar los tres partidos de hoy". Siendo una semana excepcionalmente desafiante, el capitán Sergi Bruguera no tuvo más que elogios para sus jugadores: "Todos los años que he sido capitán de equipos españoles, mis jugadores, dan el 110% en cada partido y cada día. No puedo pedir más. Estoy muy orgulloso, como siempre ".

Foto: Davis Cup Finals

Feliciano López

Pablo Carreño Busta, poco acostumbrado a ser el número 1 español, sufrió de lo lindo para llevarse la victoria contra el número 1 ecuatoriano Emilio Gómez (nº 149 del mundo), que daba la sorpresa llevándose el primer set del choque. Carreño (30 años) se vio forzado a meter una marcha más para remontar el partido, que acabó con 57, 63 y 76 (5).

Ambos jugadores ya se habían enfrentado esta temporada en Indian Wells, donde Pablo Carreño se llevó el gato al agua (61, 64). Un partido en el que el mismo Carreño reconoció en la previa de estas Finales que Emilio “no tuvo su mejor comienzo”, pero del cual Gómez dijo haber “aprendido de los errores cometidos” y que tenía “claro cómo jugar contra Carreño”, declaraba en la rueda de prensa.

Con la pelota ya en juego, el ecuatoriano de 29 años consiguió la primera rotura de servicio en el sexto juego del primer set para poner el 4-2 en el electrónico. No obstante, no pudo confirmarlo puesto que Carreño (nº 20 del mundo) luchó como un jabato para recortar diferencias con un break a su favor (4-3).

Igualó el partido manteniendo su servicio intacto (4-4). Con 6-5 en el marcador, Gómez tuvo dos bolas de set al servicio del español. A la segunda llegó el premio para Ecuador adjudicándose la primera manga por 7-5 gracias a un error de Carreño con una doble falta.

En el segundo período, Carreño tuvo tres bolas de break en el séptimo juego. A la segunda consiguió la rotura (4-3). Una rotura que confirmó en el siguiente juego (5-3). En el noveno, Carreño tuvo su primera pelota de set en el partido. Y la consiguió en un puntazo sensacional por parte del asturiano para el empate a sets en el tanteador.

Para el tercer y definitivo set, Pablo abrió la brecha en el marcador en el cuarto juego gracias a una nueva rotura de servicio sobre el tenista de Ecuador (3-1), confirmándola en el siguiente juego (4-1). Pablo Carreño tuvo el primer punto de partido al resto, pero Gómez se defendió para colocar el deuce.

Carreño volvió a ponerse en ventaja, pero de nuevo Gómez apretaba los dientes para mantenerse con vida y acabó llevándose el octavo juego (5-3). Gómez volvió al partido y … ¡De qué manera! Batiendo el saque del español y mantenido el propio para igualar a cinco juegos el tercer set.

El duelo se decidiría en el tiebreak. Empezaría sacando Carreño, que se hizo con el primer punto. En los dos siguientes servicios de Gómez, el español consiguió el primer minibreak para ponerse 2-1. No pudo confirmarlo con su servicio, ya que el ecuatoriano recuperó al resto en la segunda oportunidad. Y ahora sí, fue Emilio Gómez quien ganó sus dos saques para ponerse 4-3.

Carreño replicó y se puso 5-4. Una garrafal doble falta de Gómez significó el 6-4 para Pablo Carreño, que tendría dos nuevas bolas de partido. La primera al resto cayó del lado ecuatoriano, pero la segunda llegó definitivamente para la victoria de Carreño, que definía el partido valientemente en la red y confirmaba el triunfo de España sobre Ecuador en la eliminatoria.

Foto: Davis Cup Finals

Pablo Carreño y Sergi Bruguera (ESP)

Feliciano López (nº 106) batió Roberto Quiroz (nº 291) en dos sets por el mismo resultado; 63, 63, para dar el primer punto a España. Los defensores del título debutaban en estas Davis Cup Finals by Rakuten ante el público del Madrid Arena, en la primera eliminatoria del grupo A contra Ecuador. Feliciano se llevó un partido apretado con un juego muy similar; gran saque y juego en la red (14 aces para el español) y, además, los dos eran jugadores zurdos.

Con 40 años, López sigue demostrando que es un tenista fenomenal en la Copa Davis. Volvió a ganar un partido de singles en la competición. El último fue en julio de 2016. Fue la primera buena noticia para España después de las bajas de Bautista por lesión y Alcaraz por Covid.

El partido comenzó con un difícil primer juego para Feliciano. Quiroz (29 años) se puso 0-40, pero el español consiguió remontar y mantener su primer servicio. Todo continuó igualado hasta que, con una inteligente subida a la red por parte de López en el cuarto juego tras el segundo saque de Quiroz, le permitió ponerse 3-1 arriba con el primer break del encuentro.

El veterano español confirmó con su saque el break para colocar el 4-1. Finalmente, se hizo con el primer set en el noveno juego gracias a su saque. 6-3 para el jugador de Toledo, que fue mejor que su rival en los puntos decisivos.

En la segunda manga, Feliciano volvió a ponerse en ventaja en el quinto juego gracias al break sobre el servicio del largo jugador ecuatoriano (3-2). Lo confirmó con su saque (4-2).

Finalmente, con 5-3 en el marcador y al resto, López firmó un nuevo break para rubricar el partido con un nuevo 6-3. Lo hizo de forma muy elegante. Al final de una larga jugada, López metió a Quiroz en la red y lo pasó con un golpe de derecha.

Después de festejar con todos los miembros de su equipo, Feliciano reflexionó sobre el significado de la victoria: “Sin pasión no seguiría representando a España. Todos los que jugamos al tenis tenemos la suerte de vivir momentos como este, representando a su país." Salió de la cancha sabiendo que había puesto el primer punto en el casillero y devolviendo la calma al combinado español.

#DavisCupFinals #byRakuten