Auger-Aliassime vence a Kecmanovic en dos sets y estará en Málaga, en noviembre. Si España vence a República de Corea logrará su pase, mientras Serbia espera el milagro

Felix Auger-Aliassime volvió a ser protagonista en La Fonteta de València al imponer su juego implacable en la pista, como lo había hecho hace menos de 24 horas ante Carlos Alcaraz, número uno del mundo.

Este sábado, ante Kecmanovic, estuvo muy sólido con el servicio: sin breaks en contra, 13 aces y 88% de puntos con el primer saque para prolongar su buen momento, tras la gran victoria sobre Alcaraz. Con una rotura de servicio por set, selló el triunfo después de 75 minutos.

"Estuve muy sólido, solo enfrenté dos break points, me sentí muy bien, especialmente después de una victoria dura como la de ayer [ante Alcaraz]", dijo Aliassime a pie de pista. "Tengo mis mejores actuaciones cuando juego por mi bandera", añadió sobre la Davis Cup.

Tengo mis mejores actuaciones cuando juego por mi bandera

Laslo Djere (SRB)

Laslo Djere

El cierre del sábado fue algo accidentado ya que en el comienzo del dobles, con apenas cuatro juegos disputados, Vasek Pospisil sufrió una lesión en su rodilla y decidió retirarse junto a Alexis Galarneau -que reemplazó a Auger-Aliassime-, concediendo la victoria por 2-1 y retirada para la pareja Kecmanovic/Krajinovic.

Con el triunfo 2-1 en la eliminatoria ante Canadá, los serbios deben mirar atentamente el duelo final del domingo: si República de Corea vence a España (2-1 o 3-0), Serbia será 1a del Grupo B. Si España gana -por cualquier resultado- estará en la Final 8 de Málaga y ganará el Grupo.

Pospisil: "No es muy grave, pero de acuerdo a unas pruebas preliminares llevará varias semanas de recuperación", comentó el canadiense, quien dejó todo en la pista en cada partido y empujó a Canadá a las Finals otra vez.

Djere aportó un punto para Serbia

Más temprano, Laslo Djere consiguió una victoria 6-2 y 6-2 ante Gabriel Diallo. Djere dejó en claro en la pista la diferencia de nivel y ranking (66°) ante un Giallo (334°) que hacía su debut absoluto en la Davis Cup. El serbio dominó con su potente derecha, consiguió un break temprano y se llevó el primer set en apenas 30 minutos.

En el segundo, el serbio volvió a apoderarse del saque del rival en el tercer juego para encaminar su triunfo, con un segundo break, por otro 6-2 y así darle a Serbia el primer punto. Con la caída de Kecmanovic y la victoria en el dobles, aún tienen mínimas posibilidades si República de Corea vence a España.