Kecmanovic vence a Kwon 6-3 y 6-4 y Lajovic gana a Hong Seong Chan también en sets corridos para devolverle esperanzas a los balcánicos en el Grupo B; los surcoreanos ganaron el dobles

Decididos a revertir el mal inicio del miércoles en las Davis Cup by Rakuten Finals, los serbios salieron a por todas ante República de Corea. Hoy no dejaron dudas en los individuales para asentarse en el Grupo B y mantener vivas las esperanzas de avanzar a los cuartos de final. Los surcoreanos cerraron la jornada con una victoria en el dobles, aunque siguen últimos tras perder las dos series disputadas y aún les resta la serie de cierre, el domingo, ante España.

Kecmanovic saltó a la pista tras el impulso de la victoria de Lajovic y logró prolongar el momentum ante Kwon, que venía de dar la sorpresa ante Felix Auger-Aliassime.

Luego de un desarrollo sumamente igualado, el serbio puso presión con su devolución y en un juego clave (Kwon al servicio 3-4), el surcoreano cometió una doble falta. Kecmanovic no dudó a la hora de cerrar el set con su saque y adelantarse en el partido.

Kecmanovic logró un quiebre temprano en el segundo set y continuó su dominio en la pista. Cuando sirvió 3-2, el serbio neutralizó tres break points con tres sólidos servicios para mantener su ventaja, que concretó por 6-3 y 6-4 tras 1 hora y 19 minutos.

Antes, Lajovic hizo los deberes

Tras caer en el dobles el miércoles pasada la medianoche ante España, Dusan Lajovic saltó a la pista y fue muy superior a Hong Seong Chan para ganar el primer individual por 6-4 y 6-0 y anotar el primer punto en la eliminatoria de los dos perdedores del Grupo B en València.

Con un quiebre temprano, Lajovic tomó el dominió del juego, aunque Chan no se la puso tan fácil en el primer set. Lajovic necesitó de casi una hora y de 1 de 8 oportunidades de rotura -tuvo tres set points sobre el servicio de Chan- pero acabó por sellar el primer set.

En el segundo, el serbio prolongó su buen momento con otro quiebre al inicio del segundo set, Chan comenzó a errar más de la cuenta y la pista se inclinó totalmente en favor de Lajovic, quien concretó la victoria tras 1 hora y 37 minutos de juego.

Tras el partido, el serbio (92°), admitió: “Definitivamente, no fue fácil. No sabíamos quién iba a jugar el individual (para República de Corea). Y me fui a dormir a las 4am y no he dormido bien".

Los surcoreanos no pudieron mantener el mismo espíritu que demostraron el martes ante Canadá y caminan al borde de la cornisa.

Un consuelo se llevaron al ganan el dobles al fin del día, con un triunfo de la dupla Nam Ji Sung/Song Min-Kyu por 6-4 y 6-2 sobre Nikola Cacic/Filip Krajinovic.

Kecmanovic: Es una sensación increíble

"Es una sensación increíble obtener mi primera victoria en Davis Cup, especialmente después de derrotas muy dolorosas", comentó el serbio tras el triunfo ante Kwon.

"No fue sencillo, pero pude mantenerme calmado y servir cuando fue necesario en momentos importantes."

#DavisCupFinals

#byRakuten