El dúo dinámico que forman Max Purcell y Matthew Ebden personificaron la calma al llevar a Australia a la victoria ante Francia en lo que resultó ser otro fascinante enfrentamiento de la Fase de Grupos de las Davis Cup by Rakuten Finals en Hamburgo.

Purcell y Ebden se deshicieron de la pareja francesa formada por Nicolas Mahut y Arthur Rinderknech por 6-4 y 6-4 en el decisivo partido de dobles, y Australia se afianzó en lo más alto del Grupo C y aumentó sus esperanzas de llegar a la Final 8 de la competición.

Fue la segunda victoria de la fase de grupos para los dinámicos Purcell y Ebden, que se coronaron campeones de dobles masculinos en Wimbledon en julio, y su cotización sigue aumentando.

De lo que se trata es de dar la cara por tu país en partidos tan ajustados, cuando realmente importan

"De lo que se trata es de dar la cara por tu país en partidos tan ajustados, cuando realmente importan", dijo Ebden. "He tenido la suerte de estar cerca de la Davis Cup desde hace 10 años y además, conozco a Lleyton [Hewitt] desde que tenía unos 17".

"He aprendido todo sobre la historia de la Davis Cup de Australia y es en estos momentos, cuando hay presión, se trata de rendir bien. Al mismo tiempo, el esfuerzo de Kubs (Jason Kubler) y después de Alex (De Minaur), que le dieron la vuelta al marcador y nos dieron una oportunidad en los dobles, nos estimuló", prosiguió.

"Me sentí muy animado e inspirado por ellos, y me sentí muy confiado para salir a la pista y hacer nuestro trabajo. El mérito de Max es que hemos jugado dos sets muy buenos y no podíamos pedir más. Ha sido un gran esfuerzo de equipo, un gran día de equipo, y ha sido estupendo terminar en primera posición", concluyó.

Alex de Minaur (AUS)

Alex de Minaur

Tal y como alude Ebden, el dobles sólo pudo ser decisivo gracias a la heroicidad de Alex de Minaur, que, ante la posibilidad de una derrota, mantuvo el temple frente a Benjamin Bonzi en el segundo individual para llevar a Australia a la igualdad en la eliminatoria.

De Minaur logró una crucial rotura de servicio para igualar a cuatro en el tercer set, lo que sentó las bases para su quinto triunfo consecutivo individual en la Davis Cup, al derrotar a Benjamin Bonzi por 6-3, 1-6 y 6-4, anulando el éxito anterior de Richard Gasquet.

"Estoy muy contento de haber conseguido una victoria para mi país", dijo De Minaur. "Eso es lo único que importa al final del día. No importa cómo juegues o cómo lo hagas, siempre que encuentres la manera de conseguir la victoria. Ese era mi trabajo y estoy contento de haber podido hacerlo".

"Me agarré al momento y aguanté. No fue por falta de oportunidades que estuve abajo en el partido. Sentí que tenía un gran número de oportunidades y me decía a mí mismo: 'aguanta'. Al fin y al cabo, es la Davis Cup y todo puede pasar, y cuando juegas con pasión y corazón siempre tienes una oportunidad", analizó el número uno aussie.

No importa cómo juegues o cómo lo hagas, siempre que encuentres la manera de conseguir la victoria

Gasquet, número 79 del mundo, había derrotado antes a Jason Kubler en dos sets para dar a Francia un inicio perfecto en su lucha para impulsar su campaña en la fase de grupos tras la agónica derrota del miércoles por la noche ante Alemania.

Gasquet, que no participó en el partido contra Alemania el miércoles, fue una incorporación tardía al equipo de Francia, pero entró en acción con su país, necesitado de una victoria, y cumplió con creces, despachando a Kubler por 6-2 y 6-4.

Richard Gasquet (FRA)

Richard Gasquet

Kubler había disfrutado de un debut en la Copa Davis para enmarcar contra Bélgica el martes, cuando salió por primera vez con la famosa camiseta verde y dorada y puso a Australia por delante tras superar a Zizou Bergs.

Sin embargo, no se repitió contra Gasquet, ya que el jugador de 36 años marcó la pauta en todo momento.

Con esta victoria, Australia se sitúa entre los dos primeros del Grupo C y accede a la Final 8, que se disputará en Málaga entre el 22 y el 27 de noviembre, mientras que Francia mantiene una mínima posibilidad de pasar.