Roger Federer y Lleyton Hewitt no son desconocidos. Crecieron juntos en el tenis juvenil antes de embarcarse en carreras que vieron cómo sus caminos se cruzaban muchas veces en algunos de los escenarios más grandes que hay en el deporte.

Hewitt estuvo entre los primeros que salieron a la palestra para rendir su particular tributo tras conocer la noticia de la retirada de Federer del tenis competitivo a la edad de 41 años que se consumará la próxima semana en la Laver Cup.

El australiano Hewitt, actual capitán de Davis Cup de su país y antiguo número 1 del mundo y ganador de dos títulos de Grand Slam durante su brillante carrera, habló con cariño de Federer, de sus muchas batallas sobre la pista y de lo mucho que ha conseguido para el deporte.

Hewitt y Federer se enfrentaron en 27 ocasiones como profesionales y, mientras que el australiano se anotó la victoria en buena parte de los enfrentamientos iniciales, el suizo fue poco a poco dándole la vuelta a la estadística y acabó dominando el cara a cara con 18 victorias sobre al australiano.

Entre sus enfrentamientos se cuentan tres partidos de Davis Cup, incluyendo uno que dejó una huella duradera en ambos -la semifinal de 2003 en Melbourne, en la que Hewitt remontó dos sets en contra para acabar derrotando a su ilustre rival-. Australia acabaría coronándose campeona ese año.

Lleyton Hewitt durante el partido contra Roger Federer en 2003

Lleyton Hewitt durante el partido contra Roger Federer en 2003

Este fue un gran resultado para mí, pero, en cierto modo, dio un giro a su carrera

"Él había ganado su primer Grand Slam en Wimbledon unos pocos meses atrás y había llegado al número uno, así que para mí hacer eso frente a alguien del calibre de Federer hace que sea uno de mis mejores partidos sin duda", recordó Hewitt.

"Siempre había soñado con hacer algo así, estar en esa situación y remontar dos sets en contra. Vi a Pat Cash hacerlo contra el sueco Mikael Pernfors en la Final de 1986 que le dio a Australia su 26º título".

"Este fue un gran resultado para mí pero, en muchos sentidos, creo que le dio la vuelta a su carrera. Creo que lo espoleó de alguna manera. No solo porque estaba jugando por Suiza, sino porque estábamos jugando por la Copa Peter Carter en ese momento (trofeo en honor al primer entrenador de Federer fallecido en accidente de tráfico a los 37 años de edad)".

"Fue una eliminatoria con muchas emociones y después él empezó a ascender de manera vertiginosa."

Roger Federer en el play off contra Australia en 2011

Roger Federer en el play off contra Australia en 2011

Y ciertamente así fue, como demuestran los 20 títulos de Grand Slam, el oro olímpico y muchos otros honores. Federer ha comentado en numerosas ocasiones sobre la importancia y emoción de aquel partido en particular.

La Davis Cup jugó un papel crucial en la carrera de Federer, que disputó 27 eliminatorias defendiendo los colores de su país y fue una parte integral del equipo que conquistó por primera y única vez el título en 2014 después de derrotar a Francia en Lille.

Los recuerdos son innumerables y va a llevar tiempo acostumbrarse al tenis sin Federer. Dicho esto, la larga lista de gente que se ha sumado al homenaje sugiere que su huella en el deporte será imborrable y que su legado perdurará. Hewitt no dudó en mostrar su respeto y admiración.

Pero sobre todo ha sido un gran embajador de nuestro deporte

"Ha conseguido todo lo que se puede soñar en este deporte", añadió Hewitt. "Roger y yo tenemos la misma edad, y lo conozco muy bien porque crecimos juntos en los juniors".

"Él era el más grande de aquella época y de ahora -claro que hay otros dos chicos que pueden levantar la mano aquí- pero si miras su récord de victorias en la primera década de los 2000, era poco menos que imbatible, tan solo Rafa era capaz de ganarle, sobre todo en tierra", prosiguió.

"Pero sobre todo ha sido un gran embajador para nuestro deporte, y siempre he dicho que no debemos empujar a estos chicos fuera del deporte. Tienes que mantenerlos porque son grandes y han hecho tantas cosas grandes...", consideró el capitán aussie.

"Hubiese sido bonito que hubiese podido irse del modo que él quería y merecía, quizás jugar un Wimbledon más, pero cuando llegas a nuestra edad no es fácil. Aunque, como digo, ha hecho todo lo que puedes soñar en este deporte."

#DavisCupFinals
#byRakuten