Campeón de Davis Cup en 2015 y convertido en uno de los mejores doblistas del mundo, Jamie Murray promete seguir ofreciendo buen tenis en la competición. En 2019, junto a Neal Skupski, a punto estuvo de dar a su país el pase a la final, y en 2021 el reto aguarda de nuevo a los británicos.

Sucediendo a los éxitos cosechados por Fred Perry en la década de los 30, Gran Bretaña tuvo que esperar nada menos que 79 años para levantar de nuevo la Ensaladera al ganar en 2015 la competición. Dos hermanos lo hicieron posible: Andy y Jamie Murray; y sin ellos sería imposible entender el tenis británico actual. 

En paralelo a la notable carrera de Andy en invididuales, Jamie Murray -hermano mayor - ha sabido ganarse su propio espacio en la élite siendo uno de los mejores especialistas en dobles de la última década. Fue número uno de la especialidad en 2016 y ha sumado ya 24 títulos profesionales, entre ellos dos de Grand Slam.

En Davis Cup debutó en 2007 junto a Greg Rusedski; y ese mismo año también formó tándem con otro indiscutible referente de su país: Tim Henman. Jamie Murray ha defendido a su país en 21 partidos de dobles, con un balance de 14 victorias por 7 derrotas. Con su hermano no jugó como pareja de Davis Cup hasta 2011 y lo han hecho en seis ocasiones, todas ellas con victoria.

¿Cuál es tu primer recuerdo de Davis Cup? … no como jugador, sino como niño...

Pues fue ver a Gran Bretaña contra Suecia en Birmingham en un partido del Grupo Mundial. Tenía tal vez diez u once años. Además de asistir a los partidos, por la mañana también jugamos partidos contra niños de Suecia...y recuerdo el ambiente que había cuando Tim Henman y Greg Rusedski jugaban. Suecia tenía un buen equipo con Thomas Johansson -que acababa de ganar el Abierto de Australia-, Thomas Enquvist, Jonas Bjorkman...así que tenían un equipo muy fuerte, con muchos jugadores entre los que podían elegir. Lo que más recuerdo es el ambiente y el ruido, la pasión que mostraban los seguidores cuando un país se enfrenta a otro, y todo lo que conlleva ser un equipo.

© Davis Cup Finals

“Cuando acabe mi carrera y mire atrás, imagino que algunos de los esos partidos de Davis Cup serán los que más recuerde.”

¿Qué representa para tí jugar por Gran Bretaña?

Lo disfruto mucho. Siempre ha sido divertido, con buenas experiencias. Tanto al ganar como al perder, creo que en los últimos años nos dado buenas oportunidades y hemos logrado muy buenos resultados. Además contamos con un gran apoyo, nuestros fans están ahí. Hay unos cuantos grupos que nos siguen allá donde juguemos, ya sea en nuestro país o fuera, y eso es muy bonito y hace que el ambiente sea especial. Cuando acabe mi carrera y mire atrás, imagino que algunos de los esos partidos de Davis Cup serán los que más recuerde.

La competición celebró recientemente sus 120 años de historia. ¿Cómo explicarías lo que significa a día de hoy?

Se trata de una competición que va de tenistas representando a sus países, lo cual es lógicamente muy distinto a lo que hacemos el resto del año, en el que competimos individualmente. Es nuestra única oportunidad de estar juntos, ser parte de un equipo y jugar, de jugar representando al país. Sabes que todo el mundo que viene a verte tiene un interés por la comptición. O apoyan a un equipo o apoyan al otro. No hay seguidores neutrales.

En 2019 tuviste ocasión de disputar la competición en su nuevo formato. ¿Qué te pareció?

Fue lógicamente diferente. Personalmente tenía ganas de ver cómo iba a ser todo. Estuvo bien ver a todos los equipos allí uniformados en sus colores nacionales y ver los diferentes aspectos de la competición que son distintos a los torneos regulares en los que competimos. Creo que nosotros hicimos una buena competición. Tuvimos a muchos seguidores que vinieron a vernos desde Reino Unido lo cual marcó una gran diferencia en nuestros partidos.

© Davis Cup Finals

“Creo que merecíamos jugar, al menos, un tercer set. Fue un ambiente increíble, un muy buen partido. Estuvimos a solo uno o dos puntos de ganarlo”.

Cuando llegasteis a Madrid en 2019, ¿os veíais como uno de los equipos favoritos para rondas finales?

Bueno, creo que tuvimos un buen sorteo. Nos tocó un buen grupo y creo que tuvimos suerte porque estaba basado en resultados recientes en Davis Cup y salíamos como cabezas de serie. Había muchos equipos peligrosos en el cuadro. Y la ocasión de jugar contra España en semifinales fue un gran desafío para todos nosotros. Fue una gran experiencia y  fue uno de los mejores ambientes que he vivido en una pista de tenis.

Hay quien considera que aquel partido de dobles fue el mejor de todo el torneo. ¿Qué recuerdas de él?

¡Mucho ruído! Fue un gran partido, con gran nivel. Creo que los cuatros sacamos bien, creo que tuvimos puntos de set en ambos sets y quizá fuimos algo desafortunados al no poder materializar ninguno. Creo que hubíesemos merecido jugar al menos un tercer set. Al final, fue un partido con un gran ambiente, un gran encuentro y me dolió no poder ganarlo. Nos mantuvimos con la cabeza alta todo lo que pudimos. Estuvimos a solo un punto o dos de ganar. (...) Y sí, obviamente fue triste perder aquel partido, pero aún y así tengo buenos recuerdos. Probablemente nunca más tengamos la ocasión de jugar contra España, contra Rafa Nadal, en España, en Davis Cup, de manera que fue una gran experiencia. Estoy triste por no haber ganado y haber estado tan cerca, pero el deporte es así.

Has mencionado a Rafa Nadal. ¿Cómo le definirías?

Bueno….No hay mucho que decir que no se haya dicho de él ya. Es un jugador increíble, uno de los mejores acabe o no con el mayor número de Grand Slams. Yo siempre me lo he ido encontrando porque tenemos la misma edad. Le conocí creo que cuando tenía unos 11 años jugando torneos en Francia. Creo que es muy importante que nuestros tenistas juniors le sigan por su mentalidad, porque cada vez que salta a la pista, cada punto que juega, … nadie tiene esa capacidad de concentración y ese deseo en cada uno de los puntos que juega, y eso lo convierte en un superjugador realmente.

¡No dejes escapar la ocasión! Descubre más sobre Jamie Murray y el equipo británico en el documental Break Point: A Davis Cup Story. Accede a él desde aquí

#DavisCupFinals