Sólo dos equipos levantaron el trofeo de campeón de la Davis Cup en la década de los 60: Estados Unidos y Australia.

En los primeros 60 años de la Davis Cup, un total de cuatro países participaron en la fase final: Estados Unidos, Australia (o Australasia, como se denominó entre 1905 y 1922), Gran Bretaña (o las Islas Británicas de 1903 a 1912) y Francia.

La década de 1960 marcó el final de este periodo de dominio. Aunque durante estos diez años sólo dos equipos -Estados Unidos y Australia- levantaron el trofeo, la década marcó un cambio de enfoque con la aparición de nuevas naciones en la escena mundial para disputar la final, como Italia, España, Rumanía e India.

Las tres primeras finales de la década fueron ganadas por Australia, bajo la atenta mirada del capitán-entrenador Harry Hopman, que pronto entraría en los libros de los récords, acumulando un total de 16 títulos de la Davis Cup durante su estancia en el cargo, de 1939 a 1967.

Las tres primeras finales -con el formato del Challenge en el que los ganadores de los grupos interzonas tenían la oportunidad de desafiar a los defensores del título- fueron en Australia, en Sydney, Melbourne (ambas, contra Italia) y Brisbane, respectivamente.

En 1960, una formidable formación australiana formada por Rod Laver, Roy Emerson y Neale Fraser se enfrentó a un equipo italiano que incluía a Nicola Pietrangeli, que ese mismo año había ganado su segundo título consecutivo de Roland Garros. Sin embargo, Pietrangeli y su compatriota Orlando Sirola no fueron rivales para los australianos, y sólo en el último partido Pietrangeli se impuso para conseguir el punto de consolación para Italia: los australianos ganaron 4-1.

Russ Adams/ITF

Stan Smith (USA) en la Davis Cup Final de 1969 en Cleveland

En 1961 se produjo una historia similar. Los protagonistas -tanto los italianos como los australianos- eran los mismos, pero esta vez los italianos no pudieron subir un solo punto al marcador, y los australianos se llevaron el título por 5-0.

1962 recibió a un nuevo aspirante. México viajó a Brisbane, donde Rafael Osuna (que alcanzaría el número 1 del mundo al año siguiente) y su compatriota Antonio Palafox -la pareja había ganado el título de dobles en el US Open de ese año- intentaron romper el dominio australiano en la competición.

Laver: El ganador del 'Grand Slam' se pasa al profesionalismo

Pero 1962 fue un año especial para los australianos. Laver acababa de completar el Grand Slam (ganar los cuatro ‘grandes’ el mismo año), venciendo a Emerson en las finales del Abierto de Australia, Roland Garros y el US Open. Laver, Fraser y Emerson eran demasiado fuertes para los mexicanos: sólo el partido individual de Fraser contra Osuna llegó a cinco sets.

Al final del año, Laver se hizo profesional, lo que le excluyó de los futuros equipos australianos de Davis Cup (no volvería a competir en la competición hasta 1973, cuando la competició permitió el concurso de los jugadores profesionales).

Australia volvió a estar en la final en 1963, pero esta vez tuvo que conformarse con el subcampeonato ante Estados Unidos. Jugada en Adelaida, y con un joven John Newcombe en el equipo, los estadounidenses Chuck McKinley y Dennis Ralston se impusieron a los australianos por 3-2.

Pero 1963 fue sólo un paréntesis, y los australianos volvieron a la senda de la victoria en 1964, 1965, 1966 y 1967, primero sobre los estadounidenses en Cleveland, y luego en casa contra España, India y, de nuevo, España.

España entra en la máxima categoría del tenis mundial

Las finales de 1965 y 1967 marcaron la entrada de España en la máxima categoría del tenis mundial. En el primer encuentro, los españoles viajaron a Sydney, donde sólo Manuel Santana, con dos Roland Garros y un US Open en su haber, pudo sumar un punto para su nación.

Dos años después, España recibió a los australianos en Barcelona. Santana había añadido un trofeo de Wimbledon a sus vitrinas, y él y un joven Manuel Orantes se enfrentaron al poderío de Emerson, Newcombe y Roche. Una vez más, el resultado fue de 4-1 para Australia.

La final de 1966 fue la primera de las tres ocasiones en la historia de la Davis Cup en las que India llegó a la final. En esta ocasión, viajando a Melbourne, la pareja de dobles formada por Ramanathan Krishnan y Jaidip Mukerjea se impuso a John Newcombe y Tony Roche, pero no fue suficiente para hacerse con el título y regresaron a la India con una derrota por 4-1.

Estados Unidos dominó firmemente el final de la década con un triunfo sobre Australia en 1968, lo que supuso una racha de seis títulos consecutivos, a la que siguió la victoria por 5-0 sobre Rumanía en Cleveland para cerrar la década

#DavisCupFinals

#byRakuten