Afianzado entre los 20 mejores tenistas mundiales desde hace más de dos años, Karen Khachanov sueña con ganar la Davis Cup algún día. El potencial del equipo ruso es incuestionable y en 2021 su sueño podría hacerse realidad. Para empezar, se medirán a España y Ecuador en el Grupo A.

Creció admirando a tenistas como Marat Safin, a quien vió ganar la Davis Cup para Rusia en 2002 y en 2006, cuando él apenas tenía 10 años. Desde entonces, su imponente físico y muchas horas de trabajo lo llevaron a ser una de grandes promesas de un tenis ruso que aguardaba con ansia una nueva generación. En 2013, con tan solo 17 años de edad, debutó en Davis Cup con dos victorias en individuales ante Sudáfrica; y en  2019, junto a Andrey Rublev, a punto estuvo de meterse en la final de la competición.

“Justo había dado el salto a profesional participando en los torneos de Sant Petersburgo y Moscú y el capitán me llamó para unirme al equipo” recuerda. “Me asignaron para jugar el primero de los partidos ante Sudáfrica y creo que me convertí en el tenista más joven en representar a Rusia en la competición. Estaba agotado, ¡muy nervioso! Porque jugaba con mucha presión al saber que no jugaba solo por mí. Además jugaba en Moscú. Gané en tres sets y tengo un gran recuerdo. Y puede parecer que fue fácil pero no lo fue”.

Khachanov ha representado a Rusia en doce convocatorias de Davis Cup, con un total de 21 partidos disputados con tan solo 24 años de edad.

¿Qué tiene de diferente la Davis Cup?

Siempre tienes a tus compañeros de equipo a tu lado, no juegas ningún punto para ti, representas a tu país. Cuando pienso en Davis Cup recuerdo siempre las banderas alrededor. Es especial para mí. Siempre me gustó estar en un equipo, siempre me gustó representar a mi país. Esta competición es especial para muchos jugadores y también lo es para mí. La Davis Cup es el orgullo de representar a tu país. Valentía, porque siempre estás motivado.

Y como ruso, ¿qué representa?

Para mí, como ruso, es muy importante. Siempre me gusta representar a mi país y desde hace mucho tiempo, en Rusia, nuestra mentalidad es que en cada mundial, en cada campeonato europeo o los Juegos Olímpicos, representas a tu país y no es que debas hacerlo, pero la gente está loca por ello y realmente te animan. Son realmente patrióticos y por eso desde joven siempre quise jugar en la Davis Cup.

© Davis Cup Finals

Intento hacer buenos servicios y jugar de forma agresiva. Ese es el estilo de juego que me gustaba cuando veía jugar a Marat Safin y Juan Martín del Potro. Creo que con mi altura es como tengo que hacerlo”

Junto a Daniil Medvedev y Andrey Rublev, el potencial del equipo ruso es inmenso. ¿Cómo eres tú y cómo son ellos?

Yo soy un tipo alto y divertido… que intenta buenos servicios y jugar de forma agresiva. Ese es el estilo de juego que me gustaba cuando veía jugar a Marat y Juan Martín del Potro y creo que con mi altura es como tengo que hacerlo, no corriendo y trayendo la pelota de vuelta. Esa es la forma en la que me gusta jugar, es la forma en la que me siento cómodo y también es la forma de tenis para mí en la que creo. Luego, con Andrey, nos conocemos desde que teníamos unos nueve años. Entrenábamos en el mismo club, en Moscú. Y más adelante nos encontramos de nuevo entrenando en la academia 4Slam Tennis, en Barcelona. Nos conocemos muy bien y es uno de mis mejores amigos. Y Daniil… pues en 2019 teníamos previsto estar los tres en Madrid, en la Davis Cup, pero su temporada había estado siendo muy exigente y al final, un día antes, tras perder con Rafa Nadal en Londres, nos dijo que se sentía extenuado, que en esas condiciones no podía ayudarnos. Le apoyamos, lo entendimos y simplemente dijimos que estaba ok, que a la próxima.

© Davis Cup Finals

España tiene un equipo muy muy fuerte. Y evidentemente, cuando Rafa confirma que juega, les da un extra de confianza, un extra de motivación a sus compañeros, y a todos los que forman el equipo español”.

Hubieron grandes momentos para el equipo ruso en las Davis Cup Finals de 2019 pero sobre todo, el momento que todos los fans recuerdan, fue el tie break en el que eliminasteis a Serbia en el doble, pasando con ello a semifinales. Teníais a Djokovic al otro lado de la pista y Serbia dejó ir tres pelotas de partido. ¿Cómo recuerdas aquello?

No sé cómo ganamos, pero ese tipo de partidos siempre se resuelven por un punto de diferencia. Estábamos con puntos de partido abajo y le jugamos más a Troicki, creo que estaba algo cansado - como todos, no voy a engañaros -  y creo que fue un partido  muy emocionante, con un gran tenis y grandes jugadores en pista como Novak Djokovic jugando por su país, jugando el dobles contra nosotros. Y era muy interesante de ver. Cuando encaras puntos de partido en contra, luego a favor… creo que esto, para los aficionados, es realmente emocionante.

Y en las Davis Cup Finals de 2021, de nuevo en las fase de grupos os tocará mediros a España….

España tiene un equipo muy muy fuerte. Y evidentemente, cuando Rafa confirma que jugará les da un extra de confianza, un extra de motivación a sus compañeros, a todos los que forman el equipo español. (..) Respecto a Roberto, escuchamos el año pasado lo que le pasó y estábamos impresionados. Cómo fue capaz de sobrellevar todo el estrés, tristeza y todos los pensamientos que seguro que le rondaban por la cabeza. Pero pudo hacer frente a todo ello, lo pudo controlar. Y eso merece un gran respeto. (...) Y Feliciano es todavía joven en su corazón y mentalmente; y esa es la razón por la que consigue mantenerse. Es un jugador muy especial. Muy divertido a veces y sí, creo que está muy en forma. Un estado de forma increíble. Espero estar así a los 40, en ese estado. El tenis es ahora muy físico y necesitas estar en buena forma, y creo que él ha hecho un trabajo extraordinario - quizá en parte de forma natural pero sin duda a base de mucho trabajo - y tiene un modo de jugar de la vieja escuela al que cuesta enfrentarse. Y esa es la razón por la que puede competir a ese nivel... y por qué parar si todavía sigues motivado.

© Paul Zimmer / ITF

¡Y no dejes escapar la ocasión! Descubre más sobre Karen Khachanov y el equipo ruso en el documental Break Point: A Davis Cup Story. Accede a él desde aquí

#DavisCupFinals