Con casi 30 años de edad Neal Skupski debutó por primera vez en Davis Cup cuando fue convocado para las Finals 2019 y a dos puntos estuvo de dar, junto a Jamie Murray, el paso de Gran Bretaña a la final.

A veces los mejores momentos deportivos tardan en llegar y son un premio a la tenacidad. Esa podría ser en parte la historia del doblista Neal Skupski en el tenis, quien hasta los 28 años no logró su primer título y hasta los 29 años no debutó en Davis Cup. Junto a su hermano mayor Ken, también doblista, cosechó sus primeras experiencias como semiprofesional tras haber completado sus estudios universitarios. 2019 marcó su año de inflexión cuando junto a Jamie Murray decidieron formar una de las parejas más sólidas del panorama internacional. Aquel año, antes de viajar a Madrid para las Finals, habían sido semifinalistas en los Masters 1000 de Cincinnati y Shanghai y en el US Open, donde a punto estuvieron de vencer a los números uno Juan Sebastián Cabal y Robert Farah.

¿Cuál es el primer partido de Davis Cup que recuerdas? 

Creo que fue Tim Henman jugando contra Jim Courier, cuando Gran Bretaña jugó contra los Estados Unidos. Eso fue hace muchos años. Y otra vez probablemente cuando mi hermano debutó en la competición.  Tengo grandes recuerdos de él compitiendo en Eastbourne con - creo que fue - Colin Fleming. Fue un momento de orgullo para nuestra familia. Y desde ese día yo también quise jugar en la competición. 

¿Qué significa la Davis Cup? 

La Davis Cup es algo enorme. Básicamente para todos los que no saben de qué se trata, les diría que es el mundial de tenis, básicamente como lo es en el fútbol y el rugby. Para mí, es una de las cosas más importantes aparte de los Grand Slams, y tener la oportunidad de jugar en 2019 en Madrid fue algo increíble para mí y para mi familia. 

© Davis Cup Finals

Tener a alguien como Andy Murray en el equipo nos dio un gran impulso pero no sabíamos realmente si estaba disponible para jugar

El hecho de sentir la presión de estar representando a un país, ¿Afectó de alguna manera a tu juego? 

Para mí lo más importante es cuando juegas representando a tu país, ya sea la Davis Cup o los Juegos Olímpicos. Todavía no he jugado en los JJOO y es uno de mis objetivos y debutar en la Davis también lo era; lo conseguí y lo disfruté mucho. Creo que a lo largo de toda la semana jugué un gran tenis con Jamie y espero poder hacerlo de nuevo en el futuro, con suerte, después de que hayamos superado esta pandemia. 

¿Cómo fue la experiencia en 2019?

Recibí una llamada telefónica de Leon, el capitán, unas semanas antes del evento. Me habían seleccionado y eso fue increíble para mí y mi entorno. Fuimos a Londres al NTC y entrenamos allí durante cuatro o cinco días antes de ir a Madrid, básicamente para reunir al equipo y crear lazos antes de viajar. Tener a alguien como Andy Murray en el equipo nos dio un gran impulso pero no sabíamos realmente si estaba disponible para jugar. Y luego nos fuimos a Madrid, y no sabíamos qué esperar. Pensamos que si nos esforzábamos al máximo y tratábamos de jugar el mejor tenis posible, teníamos un buen equipo, pero no sabíamos hasta dónde podíamos llegar. Por desgracia, Andy se lesionó levemente al principio de la semana, pero Kyle intervino y jugó un tenis increíble durante toda la semana. Creo que ganó tres de tres después de que Andy se quedara fuera. Pero sí, pensé que teníamos un gran equipo. Evans también: siempre es un tenista complicado, y está en el momento de su carrera. Y luego estábamos Jamie y yo, un sólido equipo de dobles. Así que pensé que podríamos hacerlo bien, sólo que no sabíamos hasta dónde podíamos llegar. Llegamos a las semifinales y nos encontramos con un equipo español muy motivado. 

¿Cómo es España como rival?

Forman un gran grupo, muy unido, y tienen grandes tenistas en todos los ámbitos. Nos enfrentamos a Rafa Nadal y Feliciano López en los dobles, pero ellos también tenían como opción, creo que era, a Pablo Carreño, Roberto Bautista y Marcel Granollers. Pensamos que íbamos a jugar contra Granollers y Carreño en los dobles, y luego lo cambiaron a última hora para poner a Rafa y López. Eso nos trastocó porque habíamos estado estudiándolos como rivales. (...) España es un equipo duro, sobre todo en Madrid. La afición allí era increíble. Había como 12.000 o 13.000 personas y el ambiente era eléctrico. Fue una experiencia que nunca olvidaré. Disfruté del partido aunque perdimos. Estuvo muy reñido y lo usaré y lo llevaré conmigo para poder usarlo como una ventaja”.

© Davis Cup Finals

“Rafa Nadal da todo en cada punto. Aunque esté abajo y esté perdiendo, siempre luchará hasta el final. Nunca le gusta ceder puntos y eso es lo que nos encontramos en los dobles de Madrid cuando perdimos

Nunca antes además te habías enfrentado a un tenista con la trayectoria y experiencia que atesora Rafa Nadal... 

Rafa Nadal es increíble, es uno de los más grandes de todos los tiempos con Roger Federer y Novak Djokovic y también diría que Andy. Han sido increíbles para el tenis en los últimos 15 años y siguen adelante. Todavía tienen muchos Grand Slams que ganar. Es un jugador increíble en tierra batida. Da todo en cada punto. Aunque esté abajo y esté perdiendo, siempre luchará hasta el final. Nunca le gusta ceder puntos y eso es lo que nos encontramos en los dobles de Madrid cuando perdimos. Dos sets muy ajustados. 

Aquel encuentro fue realmente reñido (76 76). ¿Creísteis que era posible y os visteis en la final? 

Nunca dije, nunca diría que nunca pensamos que íbamos a ir a la final pero estábamos en aquel partido y logicamente sabíamos que si lo ganábamos nos íbamos a clasificar para ella, pero no estábamos mirando tan lejos. Creo que tuvimos una gran oportunidad frente a ellos, frente a Nadal y López, pero ellos fueron mejores aquel día y tenían un gran apoyo del público. Creo que merecieron la victoria pero tal y como has dicho, un punto arriba o abajo nos podría haber llevado al tercer set y quizá hubiéramos ganado el partido. Pero miro hacia atrás y creo que fue un resultado justo, y fue un gran resultado para España y lógicamente para su equipo.

Bautista no se pudo enfrentar a vosotros. ¿Cuánto conocistéis la noticia de su ausencia y por qué se producía?

No estoy seguro de cuándo lo descubrimos. Creo que fue, supongo, cuando dieron a conoer al equipo y vimos que él no iba a jugar, pero sabíamos, más o menos, la historia que había detrás. Fue genial para él volver para final y ganar ese individual. No sé cómo lo hizo realmente. Es increíble, al igual que Rafa. Es un increíble luchador. Lucha hasta el final, lo da todo. Pero eso es básicamente el equipo español en realidad: luchan y te hacen cometer errores. 

© Paul Zimmer / ITF

¡No dejes escapar la ocasión! Descubre más sobre Neal Skupski y el equipo británico en el documental Break Point: A Davis Cup Story. Accede a él desde aquí

#DavisCupFinals