El miedo a perderse otra gran ocasión llevó a Andy Murray de vuelta a Glasgow para las Davis Cup by Rakuten Finals.

El tres veces campeón de Grand Slam, y eje del triunfo de Gran Bretaña en la Davis Cup 2015, admitió antes de la primera eliminatoria del equipo en el Grupo D contra Estados Unidos que ver la acción de lejos en 2021 le hizo sentir que había cometido un error al no unirse a ellos en Innsbruck y Madrid.

Un año después, y sintiéndose más en forma que en mucho tiempo, no habrá ese miedo a perderse otra gran ocasión sea cual sea su papel esta semana.

"Me arrepiento de no haber participado el año pasado", dijo Murray, cuya única aparición en la Davis Cup desde 2016 fue en las finales de 2019. "Al final del año pasado estaba cansado y no estaba seguro de si era algo en lo que necesariamente quería seguir involucrado, porque todos estos chicos merecen jugar y competir en el equipo, y me cuestioné si era necesario que yo estuviera allí".

"Pero en cuanto me puse los partidos para empezar a verlos, me dije, qué estoy haciendo, esto es un error. Quería estar ahí, estar ahí para el equipo e intentar ayudar. Hablé con León sobre ello, y le dije que si estaba en condiciones de ser seleccionado, quería volver a formar parte del equipo", prosigue el tenista escocés.

"Físicamente, me siento muy bien ahora. Es cuando mejor me he sentido en mucho tiempo. Quiero que siga así el mayor tiempo posible para poder seguir progresando, seguir avanzando, porque mi juego también está mejorando día tras día", asegura.

Quería estar ahí para el equipo e intentar ayudar. Hablé con León sobre eso... Si estaba en condiciones de ser seleccionado, quería volver a formar parte del equipo

El hecho de que su regreso al redil coincida con la vuelta de Gran Bretaña a Glasgow, escenario de tantos momentos especiales de la Davis Cup en un pasado no tan lejano, es una ventaja añadida. Tanto Murray como Dan Evans, veteranos de los equipos de 2015 y 2016 que disputaron electrizantes eliminatorias en el Emirates Arena, no tienen más que cosas buenas que decir sobre la sede de esta semana.

"La victoria que recuerdo fue la de Jamie y Andy ganando a los australianos Sam Groth y Lleyton Hewitt", dijo Evans, que competirá con Murray por el segundo puesto del equipo por detrás del número 8 del mundo, Cameron Norrie.

"En el antiguo formato, siempre había más ambiente el sábado, cuando era sólo un partido, y es algo que recuerdo con bastante cariño, era un ambiente increíble, increíble", valora Evans.

Recuerdos especiales

Murray coincide con Evans en el ambiente especial de las semifinales de 2015. "Está ese, y el partido de James Ward con John Isner (de la primera ronda de 2015 contra Estados Unidos) fue un partido increíble".

"Mi partido contra el argentino Juan Martín del Potro que perdí en cinco sets en 2016 también fue un ambiente increíble. Fue un buen partido para ver, si bien uno que fue duro de perder. Pero ha habido muchos, y hemos tenido la suerte de jugar tantos partidos en un ambiente tan bueno contra jugadores de primer nivel... Tener esas experiencias no es algo que se da todas las semanas en el Tour".

Andy Murray (GBR) tras la victoria británica sobre Argentina en 2016

Andy Murray en 2016

El reciente fallecimiento de la Reina Isabel II atenuará gran parte del tradicional buen humor de Glasgow esta semana. Los cuatro equipos participaron en un homenaje en la pista antes de que Kazajistán y Países Bajos se enfrentaran el martes en el primer partido del Grupo D.

"Obviamente ha sido una semana muy difícil para nuestra nación", dijo el capitán Leon Smith. "Ha sido muy triste y un momento muy conmovedor para todos nosotros. Pero creo que es una ocasión en la que podemos hacer algo especial aquí".

"Creo que a muchos aficionados les gustaría reunirse en este momento, y creo que se hará con mucho respeto. Y será un homenaje positivo, tanto como evento como en representación de Gran Bretaña: es una oportunidad para que vayamos y hagamos algo por nuestra nación de nuevo", añade-

Bienvenido sea el dilema del dobles

Por su parte, Smith está disfrutando de los quebraderos de cabeza de la selección a los que se enfrenta esta semana, y está deseando que esto se establezca como norma para Gran Bretaña. El hecho de que Murray, actual número 43 del mundo, sea el jugador con el ranking más bajo en el equipo es una medida de la fuerza que tiene a su disposición, e incluso con el número 1 del mundo de dobles, Joe Salisbury, y el número 3, Neal Skupski, que acaban de enfrentarse en la final del US Open, el equipo ha estado probando combinaciones de jugadores para lo que podrían ser algunos enfrentamientos cruciales de dobles esta semana.

"Tenemos un comienzo difícil mañana, así que no miramos más allá de eso", añadió Smith, con los pensamientos puestos en la primera eliminatoria contra Estados Unidos. "Es un gran grupo de jugadores, pero también un gran grupo de personas. Y hay otros que podrían haber estado aquí también. No estoy diciendo que es muy bueno que ahora sea así, porque probablemente deberíamos haber sido así de fuertes hace mucho tiempo. Pero ahora la situación es propicia y es algo sobre lo que construir".

#DavisCupFinals
#byRakuten