Australia vuelve a semifinales de la Davis Cup by Rakuten por primera vez en cinco años gracias a las victorias de Jordan Thompson y Alex De Minaur sobre Tallon Griekspoor y Botic Van de Zandschulp, respectivamente

El primer puesto en semifinales de la Davis Cup by Rakuten Final 8 es para Australia, que regresa a esta ronda por primera vez desde 2017, gracias a las victorias de Alex De Minaur y Jordan Thompson sobre los neerlandeses Botic Van de Zandschulp y Tallon Griekspoor, respectivamente, frente a los 7.856 espectadores que llenaron las gradas del Martín Carpena de Málaga. Finalizó el cuento de hadas para el equipo de Paul Haarhuis que esperaba reeditar el éxito de 2001.

Australia encaró con la lección bien aprendida el duelo de cuartos de final de la Davis Cup by Rakuten Final 8 con Países Bajos. Los neerlandeses habían sorprendido en la fase de grupos, finalizando en la primera posición en Glasgow. Y ha viajado a Málaga dispuesto a todo. Pero el equipo australiano no es de los que se rinden fácilmente. Lo llevan en su ADN, al igual que su capitán, Lleyton Hewitt, y todavía más cuando visten el verde y oro, los colores de su país.

Fans neerlandeses animando en los cuartos de final ante Australia

Los fans neerlandeses son todo un espectáculo animando a su equipo

Tanto Griekspoor como Thompson son dos jugadores con un buen saque, a los que no les apetece demasiado especular aunque ambos sean capaces de mantener buenos intercambios desde el fondo de pista. Griekspoor, sin embargo, tiene un plus: es un tenista agresivo que no duda en subir a la red para rematar el punto. Así fue minando poco a poco al australiano, incorporado al equipo antes de viajar a Málaga y se puso por delante en el marcador al adjudicarse el primer set por 6-4.

Tras anotarse ese primer parcial tuvo el número 2 neerlandés la oportunidad de rematar. Pero Thompson, un batallador incansable, enjugó las hasta 6 bolas de break de que dispuso Griekspoor para llevarse el primer punto de este cuarto de final. Pero si hay algo que caracteriza al equipo que dirige Lleyton Hewitt ya que el capitán lo lleva en su ADN es la capacidad de lucha y sufrimiento en pista, el no rendirse nunca.

Pasadas las dos horas de juego, todo estaba como al principio. La tercera y definitiva manga se preveía a cara de perro. Y así lo fue hasta el sexto juego, cuando Thompson, mucho más entero y más convencido de sus opciones, volvió a romper el servicio de su rival, ventaja que le llevaría hasta el triunfo final: 4-6, 7-5 y 6-3 en dos horas y 53 minutos.

Jordan Thompson/Lleyton Hewitt (AUS)

El australiano Jordan Thompson es felicitado por su capitán, Lleyton Hewitt

De Minaur sella el pase a semifinales

Australia tenía la oportunidad de sellar su pase a las semifinales de la mano de su número uno, Alex De Minaur. Al otro lado de la red, el líder de Países Bajos, que estaba viviendo una auténtica luna de miel en esta edición de las Davis Cup Finals en la que estaba invicto. Llegaba a Málaga, además, con la estela de una espectacular fase de grupos, en la que se impuso a rivales de la entidad del estadounidense Taylor Fritz y el británico Cameron Norrie. Pero esta vez, la fortuna sonrió al australiano, que se hizo con el triunfo remontando, al igual que antes su compañero Thompson: 5-7, 6-3 y 6-4 en 2 horas y 38 minutos.

Van de Zandschulp se anotaba un competido primer set en el que ni uno ni otro estuvieron para demasiadas concesiones. Todo apuntaba a un ‘tie break’ para dirimir quién se lo iba a llevar pero, tras dos ocasiones perdidas, el neerlandés rompía el servicio del rival y se adelantaba en el partido por 7-5 y casi una hora de juego. Se esperaba la reacción de De Minaur y llegó de inmediato: break de inicio del australiano, jugador de un enorme talento y una rapidez de piernas y anticipación encomiables que, cuando va por delante en el marcador, es difícil de parar. Así que, como en el primer partido, sería necesario una tercer y decisivo set.

Botic van de Zandschulp (NED)

Y fue entonces cuando los dos jugadores se lo dejaron todo en la pista. Nadie quería ceder su saque. Nadie quería verse en desventaja. Estuvo al filo de la navaja en dos ocasiones De Minaur. Las salvó con solvencia y eso obligaba a Van de Zandschulp a no relajarse. Pero el número uno holandés no estaba sirviendo nada bien en este parcial. Y yendo 5-4 abajo, acumuló un error tras otro, concediendo 3 puntos de partido y de semifinales a De Minaur. Sólo necesitó una el australiano. Horrible juego final del neerlandés, una lástima para un jugador que había llegado invicto a Málaga.
El dobles no se jugó por decisión conjunta de los capitanes.

Australia regresa a semifinales por primera vez desde 2017. Espera al vencedor del cuarto de final que este miércoles, a partir de las 16.00 horas, enfrentará a Croacia y al equipo anfitrión, España.

"Ahora mismo, no querría estar en ningún otro sitio" (Jordan Thompson)

Haz click aquí para adquirir tus entradas

Calendario completo de la Davis Cup by Rakuten Final 8 del 22 al 27 de noviembre

#DavisCupFinals
#byRakuten