No importan las fronteras. Tampoco el tiempo. La Davis Cup ha demostrado a lo largo de sus años una gran verdad: los sentimientos son universales. Y por eso, todos los grandes tenistas que han tomado parte en la competición han compartido una misma pasión más allá de décadas y escenarios.

¿Te acuerdas de Aquiles? El legendario guerrero de la mitología griega pertenecía a un mundo completamente distinto al nuestro, pero en cambio sentía y sufría exactamente igual que todos nosotros hoy. Por eso no es de extrañar que la historia de la Davis Cup arroje algo curioso: las emociones expresadas por los tenistas actuales son muy similares (¡o casi identicas!) a las de aquellos que la jugaron hace ya décadas.

Tampoco importa el origen. Desde Suecia hasta Australia, pasando por Estados Unidos, España, Rusia, Argentina, Francia o Gran Bretaña, lo sentido por los guerreros de la raqueta ha sido siempre extraordinariamente similar. ¿Lo habías pensado?

“Estaba soñando y era muy difícil de conseguir. Pero sentí la unión de nuestro equipo, de nuestros entrenadores, de toda la atmósfera generada por nuestro público! Lo cual me llevó a jugar de un modo que no había hecho nunca. Es un fin de semana que no olvidaré” expresaba nada menos que toda una leyenda de los ochenta como el alemán Boris Becker tras ganar su primera Davis Cup. 

©DavisCupFinals

Boris Becker fue parte del staff técnico del equipo alemán en las pasadas Davis Cup Finals

“Ser parte del equipo de Davis Cup sueco fue mi sueño desde que fui niño. Y ahí estaba yo, a los 15 años, jugando por primera vez para mi país. Fue un sentimiento maravilloso” recordaba otro ex número uno mundial - en este caso de finales de los setenta- Bjorn Borg, en una entrevista. “Las emociones que vives en Copa Davis no las vas a poder vivir en otro torneo. Cualquier jugador del circuito te dirá que los mayores nervios se pasan en Davis Cup porque al final juegas para todo un país. Es muy diferente a cualquier otro tipo de competición” manifestaba el español David Ferrer, retirado de la competición en 2018 y con tres Davis Cup en su palmarés.

©DavisCupFinals

David Ferrer fue homenajeado en las pasadas Davis Cup Finals por su trayectoria y entrega en la competición.

El australiano Pat Cash, ganador de Wimbledon en 1987, también sintió lo mismo que seguramente experimentaron todos los tenistas de su país que a lo largo de la historia lograron sumar nada menos que 28 títulos para su nación. “Una cosa es jugar en Wimbledon o en cualquier otro gran torneo, y otra es jugar representando a tu país. Es un ambiente completamente distinto! Es como jugar en un mundial pero con la diferencia de que tenemos la ocasión de hacerlo cada año”. 

¡Y es que no han habido excepciones! También McEnroe se dejó enamorar por la Davis Cup ganando nada menos que cinco títulos (!) y vivió en ella algunos de sus mejores momentos: “Cuando miro atrás, la Davis Cup está ahí junto con los Wimbledons y los US Opens. Está ahí con tus momentos más grandes: con los más bajos de los bajos y los más altos de los altos”.

Síguenos en www.daviscupfinals.com y recuerda con nosotros próximamente cómo los grandes campeones han sentido, disfrutado (y sufrido) con esta competición.

©DavisCupFinals

Roberto Bautista y Sergi Bruguera se funden en un emocionante abrazo en la Final de Davis Cup de 2019.

Fuentes:

Declaraciones Becker, Borg, Cash, McEnroe

BBC, Davis Cup: The Documentary

Declaraciones Ferrer

Antena 3 TV. El Hormiguero